A su vez, el ministerio ha notificado 5.162 casos, 220 más que la actualización del pasado viernes

Sanidad marca dos niveles de riesgo en la evolución de la viruela del mono
Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes).


09 ago 2022. 16.10H
SE LEE EN 4 minutos
El Ministerio de Sanidad marca dos niveles de riesgo para el brote de la viruela del mono en España. Mientras que considera que la probabilidad de transmisión en población en contextos como fiestas, encuentros privados o eventos organizados en los que las relaciones sexuales son frecuentes es de riesgo alto, el impacto en la población general es bajo

Así se desprende del documento de Evaluación rápida de riesgo sobre los casos autóctonos de Viruela del Mono (Monkeypox/MPX) realizado por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias que ha sido publicado este martes. En él, Sanidad considera que la evolución del brote de la viruela en España es aún "incierta" y dependerá del éxito que tengan las recomendaciones realizadas a la población y la disponibilidad de la vacuna, en estos momentos, tanto en España como a nivel mundial es escasa, debido a las dificultades de su fabricación.

A su vez, el ministerio ha notificado 5.162 casos confirmados de viruela del mono, 220 más que la última actualización, según los datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) a 9 de agosto. En esta ocasión tampoco han confirmado ningún fallecimiento.

Los casos proceden de 17 comunidades autónomas: Madrid 1.817, Cataluña 1.636, Andalucía 632, Comunidad Valenciana 311, País Vasco 153, Canarias 126, Baleares 134, Aragón 50, Galicia 78, Asturias 49, Castilla y León 48, Castilla-La Mancha 40, Murcia 31, Extremadura 21, Cantabria 19, Navarra 13, y la Rioja 4.

Los casos detectados en España, tras más de dos meses de circulación del virus en países no endémicos, al igual que en el resto de países, han sido identificados fundamentalmente en población HSH siendo el mecanismo de transmisión en la gran mayoría de los casos a través de contacto físico muy estrecho, principalmente en el contexto de las relaciones sexuales de alto riesgo. A lo largo del periodo también se ha identificado un número pequeño de casos esporádicos en mujeres y menores que eran contactos estrechos de casos confirmados y, en las últimas semanas, también casos en mujeres en el contexto de relaciones sexuales, aunque este número aún sigue siendo muy bajo respecto al global.

Viruela del mono: probabilidad de transmisión


La probabilidad de transmisión de la infección en el ámbito en el que están detectando la mayoría de los casos, es alta, en contextos como fiestas, encuentros privados o eventos organizados en los que las relaciones sexuales son frecuentes, hay varias personas involucradas, con parejas desconocidas y en entornos donde no se puede apreciar bien la existencia de lesiones o donde la percepción del riesgo puede estar alterada y pueden suponer eventos multiplicadores de la transmisión. Dado el mecanismo de transmisión de la enfermedad que se viene observando y el ámbito donde se están detectando los casos, la probabilidad de transmisión se considera baja para la población general en el momento actual.

"Las estrategias de comunicación de riesgo y participación de la comunidad son fundamentales para difundir información a la población en general y las personas en riesgo, incluidos los organizadores de eventos de reuniones masivas de verano", apuntan.

Medidas de prevención


Los expertos también marcan la importancia de la detección precoz de la enfermedad para llevar a cabo el óptimo diagnóstico diferencial de las manifestaciones clínicas, el aislamiento y el seguimiento efectivo de contactos son clave para el control de este brote y la reducción del impacto. Uno de los principales retos encontrados en la
respuesta a esta alerta es identificar y hacer seguimiento de los contactos dado que, en muchas ocasiones, los casos no están dispuestos a proporcionar las identidades de sus contactos o bien pueden no ser capaces de hacerlo porque las exposiciones al riesgo se han producido de forma anónima con personas previamente desconocidas.

Otra medida que el documento marca para disminuir el impacto a partir del control del brote es la vacunación dado que "la administración de vacuna tras la exposición en personas más vulnerables favorece que la sintomatología sea menos grave". Sin embargo, es necesario tener una mayor disponibilidad de vacunas que facilite la implementación de la estrategia de vacunación establecida, tanto pre como posexposición.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.