Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 16:20
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Sanidad compra 5.100.000 de vacunas para la gripe y ahorra 5 millones

Recomienda de manera especial que los trabajadores sanitarios se vacunen para no contagiar a grupos de riesgo

Fátima Báñez, responsable del despacho del Ministerio de Sanidad.
Sanidad compra 5.100.000 de vacunas para la gripe y ahorra 5 millones
Redacción
Lunes, 17 de octubre de 2016, a las 12:20
El acuerdo marco para la selección de suministradores de vacunas frente a la gripe, que este año mediante la prórroga del acuerdo del año anterior, suscrito por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha permitido adquirir algo más de 5.100.000 dosis de vacuna y obtener un ahorro superior a los 5 millones de euros, tal y como ha anunciado el departamento en un comunicado. 

Las instituciones participantes para la temporada 2016-2017 son, al igual que en la temporada anterior, además del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el de Defensa, la secretaría General de Instituciones Penitenciarias (Interior), INGESA y 13 Comunidades Autónomas: Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Castilla -La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia, Navarra y La Rioja, así como las ciudades de Ceuta y Melilla. 
 
El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha recordado que “la vacunación es una de las medidas de salud pública más eficaces para prevenir la aparición de enfermedades e incluso la muerte en algunos casos”. En concreto, apunta que la vacunación antigripal es la medida más efectiva para evitar la aparición de complicaciones en caso de padecer gripe y puntualiza que “los antibióticos no resultan efectivos para combatir” la gripe y puede generar resistencias.
 
En este sentido, el departamento que despacha en funciones Fátima Báñez, recuerda que la gripe es una enfermedad de curso agudo cuya máxima incidencia se observa en otoño e invierno con un período de incubación de 48 horas con una variación entre uno y siete días y que se transmite por el aire al toser y estornudar.
 
Los principales síntomas son fiebre de hasta 39ºC, escalofríos, dolor de cabeza, dolores musculares, estornudos, tos intensa y persistente, rinorrea, lagrimeo y faringitis leve. Los síntomas de la gripe pueden confundirse con los de otras patologías respiratorias, como el catarro común, por lo que se recomienda consultar al médico de Atención Primaria o al pediatra. Es una enfermedad autolimitada con una evolución de cinco a siete días, aunque
algunos de los síntomas suelen durar entre dos y tres semanas.
 
La vacunación es la medida más eficaz para prevenir la gripe y sus complicaciones, según señala Sanidad. También recomienda las medidas higiénicas habituales: taparse la boca al toser o estornudar, lavarse las manos con frecuencia y no reutilizar pañuelos.
 
Grupos de riesgo

El Ministerio de Sanidad recomienda la vacunación de todo aquel que trabaje en un centro sanitario o que proporcione cuidados a domicilio ya que puede transmitir la gripe a personas con riesgo de tener complicaciones.
 
Además de los sanitarios, los grupos de riesgo son aquellas personas de más de 65 años; niños mayores de seis meses y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares (salvo la hipertensión arterial aislada), neurológicas y pulmonares; niños de más de seis meses y adultos con enfermedades metabólicas, obesidad mórbida, insuficiencia renal, hemoglobinopatías y anemias, asplenia, enfermedad hepática crónica, enfermedades musculares graves, inmunosupresión, cáncer, implante coclear (o en espera del mismo), trastornos con disfunción cognitiva; niños y adolescentes de seis meses a 18 años que reciban tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico y mujeres embarazadas.
 
Para esta temporada la vacuna trivalente antigripal recomendada por la Organización Mundial de la Salud para el hemisferio norte contiene las siguientes cepas: Cepa análoga a A/California/7/2009 (H1N1)pdm09; Cepa análoga a A/Hong Kong/4801/2014 (H3N2); Cepa análoga a B/Brisbane/60/2008.
 
Para que la vacunación sea eficaz es preciso utilizar siempre la vacuna correspondiente a la temporada en curso, ya que su composición puede ser distinta cada año, y repetir la vacunación todos los años en el cuarto trimestre. La vacuna de la gripe sólo protege frente a la gripe estacional o común. La Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica realiza el control de la gripe en España principalmente mediante un sistema constituido por las redes centinela de vigilancia de gripe.
 
Según la información de este sistema, la actividad gripal en España en la temporada 2015-2016 fue baja y se asoció a una circulación mayoritaria de virus de la gripe A(H1N1)pdm09 con una creciente contribución de virus B a medida que fue avanzando la temporada.
 
La epidemia gripal se inició de forma tardía, presentando una onda epidémica atípica, con una meseta inicial entre las semanas 4 y 12 de 2016 y alcanzando la máxima incidencia en la semana 8/2016 (del 22 al 28 de febrero) con 195,17 casos por 100.000 habitantes. La duración total se encuentra en el rango de las 10 temporadas previas. Los menores de 15 años fueron el grupo de edad más afectado.
 
En la temporada pasada se vacunó el 56,1 por ciento de la población española de 65 y más años de edad, un total de 4.717.265 vacunados en este grupo de edad.