Un estudio realizado en China desvela que en primavera nuestro país podría registrar un nuevo pico de contagios

Rebrotes Ómicron en abril y junio para llegar al 77% de población afectada


17 ene 2022. 18.40H
SE LEE EN 3 minutos
Un estudio realizado en China sobre la presencia estacional de la variante del Covid-19, Ómicron, revela que continuará infectando a la población mundial durante los próximos seis meses y que España sufrirá brotes para llegar al 77% de la población afectada.

Los resultados obtenidos por este estudio sobre el desarrollo de Ómicron a nivel mundial, y especialmente en nuestro país, concluyen que con la llegada de la primavera, entre los meses de abril y junio, los países del hemisferio norte registrarán aumentos de contagios por covid ante el resurgimiento de esta variante del virus.

Desde que Ómicron fue identificada por primera vez en Sudáfrica —24 de noviembre de 2021— se ha ido extendiendo en todo el mundo a un ritmo acelerado, incluso en el hemisferio sur —en países como Argentina y Australia— donde actualmente se encuentran en verano, están sufriendo un duro golpe del virus. Esta variante del Covid-19 tiene una capacidad de propagación muy rápida y se espera que alcance su valor máximo en torno al 21 de enero de 2022.

Los datos analizados por esta investigación de la Universidad de Lanzhou preveen un nuevo resurgimiento de Ómicron en torno al 29 de abril de 2022, fecha en la que se espera que el número de casos confirmados por infección de Covid-19 aumenten sustencialmente. Después, según vaticinan, la curva volverá a descender.

Se espera que, concretamente, en Europa Ómicron vuelva a aparecer con fuerza a finales del mes de junio, cuando se prevee un 77 por ciento de la población infectada en España. Otros países como Francia, Italia, Reino Unido y Alemania tendrán el 79, 55, 39 y 21 por ciento de población con el virus activo respectivamente, convirtiéndose nuestro país en uno de los más afectados del continente europeo según las previsiones de la Universidad de Lanzhou.

Ómicron una variante preocupante del Covid-19


La variante Ómicron del coronavirus tiene muchas características que aún no han sido estudiadas. Sin embargo, su alta velocidad de transmisión la ha convertido en una variación preocupante, a diferencia de sus antecesoras Alpha, Beta o Delta, que pudieron ser contenidas gracias a la efectividad de las políticas de vacunación.

En las circunstancias actuales, en las que muchos países como España tienen un alto porcentaje de población vacunada, Ómicron sigue demostrando tener una alta capacidad para su propagación. El reciente brote del Covid-19 es peor que cualquiera de los que hayan sucedido con anterioridad desde el inicio de la pandemia.

Este estudio de la Universidad de Lanzhou indica que para desacelerar la velocidad de transmisión de Ómicron los países deben implementar medidas estrictas y efectivas, especialmente en aquellos países con sistemas de salud subdesarrollados puesto que pueden llegar a estar desbordados, lo que causaría consecuencias desastrosas.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.