Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Podemos promete 8 reformas económicas para inyectar 16.400 millones al SNS

La formación presenta su programa para el 26-J en forma de catálogo de decoración

Imagen de la portada del programa de Podemos para el 26-J que se presenta en forma de catálogo de decoración.
Podemos promete 8 reformas económicas para inyectar 16.400 millones al SNS
Carlos Corominas
Miércoles, 08 de junio de 2016, a las 14:20
Podemos ha presentado su programa electoral para las elecciones del 26 de junio en el que incluye dos modificaciones de contenido respecto al documento con el que concurrieron a las elecciones del 20-D: una modificación de la memoria económica y la inclusión de los 50 puntos que comparten con Izquierda Unida en el marco de la confluencia Unidos Podemos.
 
La memoria económica del nuevo programa de Podemos responde a que “hay que restablecer las cuentas” una vez conocido el incumplimiento del objetivo de déficit y las sanciones que prepara Bruselas, según ha explicado Nacho Álvarez, secretario de Economía de Podemos, durante la presentación del documento este miércoles.
 
Según apunta la memoria económica, Podemos pretende incrementar el gasto público en 15.000 millones euros al año hasta 2019, es decir “un crecimiento del gasto público muy similar al que se registró en la economía española durante el periodo 2000-2007”. De los 60.000 millones de euros acumulados al final del periodo, más de un cuarto, 16.400 millones de euros, estarían destinados a sanidad.
 

Más de un cuarto del gasto social que promete Podemos hasta 2019 estaría dedicado a sanidad.


La propuesta de Podemos quiere modificar la tendencia de reducir el porcentaje del PIB a sanidad y “revertir estas «cicatrices de la austeridad»” causadas por la política económica del Partido Popular. El objetivo es pasar del 5,7 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) que propone el Programa de Estabilidad presentado por el Gobierno en funciones a Bruselas a un gasto público del 6,8 por ciento del PIB.
 
Para lograr financiar este aumento del gasto público, Podemos propone ocho medidas. La primera es luchar contra el fraude fiscal para reducirlo de un equivalente al 5 por ciento y 6 por ciento en el que se calcula que está actualmente a menos del 1 por ciento. También proponen aumentar el número de tramos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a partir de 60.000 euros.
 
También propone mantener el impuesto de sociedades en el tipo general del 30% y “recuperar una tributación de la riqueza que se ha ido perdiendo estos años” en relación a patrimonio, sucesiones y donaciones. El IVA también tendría una evolución progresiva, en la que “se gravaría menos a aquellos bienes que tienen un mayor peso en la cesta de la compra”. Por otro lado propone un aumento de la fiscalidad medioambiental, un impuesto a las transacciones financieras y un “impuesto de solidaridad” a “los beneficios obtenidos por el sector bancario privado” para que contribuya a devolver la deuda del Estado por las ayudas de la UE.
 
Por último, señala que su nuevo modelo laboral terminará con la precariedad y que, “cabe esperar, que tengan “un efecto expansivo sobre los ingresos”.
 
La sanidad, en el baño
 
Mientras que en el contenido hay pocas modificaciones más allá de la memoria económica, en la forma sí ha habido un cambio importante: si el programa para el 20-D tenía un formato clásico, el nuevo documento parece un catálogo de una tienda de muebles, sueca para ser más exactos, en el que los líderes de la formación posan en diferentes estancias y las propuestas se asemejan al precio y la descripción de los productos.
 
El nuevo formato presenta los bloques como si fueran partes temáticas de un catálogo: cocinas, salones, iluminación, despachos, comedores, dormitorios, infantil, baños y jardín/terraza.
 
En este reparto, la sanidad se ha incluido en la sección de ‘baños’ en el que se indica que “es imprescindible renovar espacios esenciales en la estructura institucional de nuestro país” y apunta a que “el funcionamiento de la Administración Pública, la sanidad de todos y todas, la composición y el gasto de la caja fiscal del Estado son áreas fundamentales de la gestión pública que han sido desatendidas”.
 
Las medidas que propone en este punto Podemos son las mismas con las que concurrieron a las elecciones: sanidad universal, ampliación de cartera de medicamentos financiados, incremento del presupuesto hasta llegar a niveles anteriores a 2012, universalización de la receta electrónica, prescripción responsable de medicamentos, creación de una Ley de Transparencia del Sistema Sanitario y aprobación de una ley celíaca.
 
A modo de apéndice se incorporan los acuerdos asumidos con Izquierda Unida para conformar la confluencia Unidos Podemos, que recoge el rechazo de la implantación del copago farmacéutico con el uso de la palabra ‘repago’ que utiliza tradicionalmente Izquierda Unida. También alude a que “defenderá el carácter público del sistema sanitario”.
 
En relación a los copagos, aunque Podemos defiende su eliminación, durante la pasada legislatura presentó una Proposición No de Ley que definía unos nuevos tramos por renta que, a juicio de la formación, eran más justos que los actuales y que suponía un primer paso hacia la eliminación de los copagos. 

Acceda al programa de Podemos para las elecciones del 26-J