Concluyen que la implantación de un sistema de control de calidad externo permitiría optimizar la detección del cáncer

OncoRetos y SEAP-IAP abogan por evaluar los procesos diagnósticos en cáncer
Foto de archivo de los cuatro directores de Oncoretos con Antonio Franco, CEO de Luzán 5.


03 jun 2021. 09.00H
SE LEE EN 5 minutos
Para garantizar la calidad de los diagnósticos oncológicos y de su interpretación, el grupo OncoRetos, impulsado por Luzán 5 Health Consulting y la SEAP-IAP (Sociedad Española de Anatomía Patológica) recomiendan establecer controles externos obligatorios en todos los Servicios de Anatomía Patológica.

Hacen esta recomendación porque consideran que, sin un sistema de control de calidad externo, no se garantiza adecuadamente la realización técnica de biomarcadores diagnósticos y pronósticos, lo que podría suponer que algunos pacientes no reciban el tratamiento adecuado para su patología.

Lo cierto es que, ya son muchos los servicios que se someten a evaluaciones internas, e incluso externas, pero la propuesta de OncoRetos y SEAP-IAP pasa por establecer un modelo oficial obligatorio, de manera que todos sean examinados con los mismos estándares, lo que ayudaría a optimizar la detección del cáncer. 

Así lo han reflejado en el informe “Mejorando la calidad del diagnóstico. Una mirada desde Anatomía Patológica”, que ha contado con la colaboración de Bristol Myers Squibb, Illumina y Roche Farma.

Clasificar los tumores para mejorar la esperanza de vida


Xavier Matías-Guiu, presidente de SEAP-IAP y coordinador del proyecto insiste en la dificultad que entraña el diagnóstico oncológico: “lo complicado no es decir si es o no un cáncer, sino poner nombre y apellidos al tumor, porque existen muchos tipos y hay que clasificarlos para optimizar la toma de decisiones terapéuticas y mejorar la esperanza de vida de los pacientes”.

Por ello, Josep Tabernero, Jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona y codirector de OncoRetos, apoya que se establezca “una evaluación común a nivel estatal que garantice la calidad de los diagnósticos y de su interpretación en todo el Sistema Nacional de Salud, favoreciendo a su vez tratamientos de precisión”.


Matías-Guiu: "Lo complicado es poner nombre y apellidos al tumor" 



En lugar de crear un modelo nuevo, estos expertos se inclinan por apoyarse en el Programa de Garantía de Calidad de la SEAP-IAP, que cuenta ya con 160 centros adscritos, así como con “métricas adecuadas y los procedimientos necesarios para evaluar el diagnóstico patológico del cáncer”, tal y como afirma Carlos Mur, vocal de la junta directiva de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) y codirector del grupo de expertos.

De este modo, la sociedad se convertiría en agente evaluador, garantizando en todo momento que los resultados de cualquier evaluación sean públicos y accesibles y dejando en manos de las Administraciones la aplicación de las medidas correctoras correspondientes para los centros en los que se detecten posibles deficiencias en los procesos.

Un sistema de evaluación no es un coste añadido


Para Pilar Garrido, jefe de sección del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid y codirectora del grupo de expertos, dichos controles externos “favorecerían que todos los pacientes con cáncer que lo necesiten de acuerdo a las guías nacionales e internacionales accedan a los tests de biomarcadores y que lo hagan en el tiempo adecuado. Esto redundará en una mejora de los resultados en salud además de promover una adecuada utilización de los recursos sanitarios, evitando sobrecostes al Sistema”.

De manera que “regular un sistema de evaluación de aplicación universal en el conjunto del SNS no debe verse como un coste añadido, sino como una herramienta indispensable para contribuir a las valoración de la equidad y eficiencia de las políticas públicas en el diagnóstico del cáncer, analizando los procedimientos realizados y los medios empleados en relación a los resultados obtenidos”, tal y como defiende Boi Ruiz, director de la Cátedra de Gestión y Políticas Sanitarias de UIC Barcelona y también codirector de OncoRetos.

Más allá de la implantación de un sistema de calidad, este grupo de expertos señala la necesidad de tomar medidas para enmendar posibles errores técnicos que se puedan producir. En este sentido, creen que es preciso acompañar a los centros que no tengan resultados óptimos, e implantar procesos de mejora.

Por todo ello, desde OncoRetos y SEAP urgen a solventar cuanto antes este problema estableciendo un sistema de evaluación de los procesos adecuado y de carácter oficial.
En la elaboración del informe han participado, junto a los directores y el coordinador, reconocidos expertos como los doctores Javier de Castro Carpeño, Antonio Martínez Pozo, José Palacios Calvo, José Luis Rodríguez Peralto y Ruth Vera García y ha contado también con la participación de miembros de otras entidades como la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), así como con expertos en gestión sanitaria y representantes de las asociaciones de pacientes Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), constituyendo un comité de expertos de primer nivel.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.