Nuevas variantes Covid: Células T asesinas como 'plan B' a los anticuerpos

Estas células serían más efectivas que los anticuerpos al atacar y destruir las células infectadas por el virus

Nuevas variantes Covid: Células T asesinas como 'plan B' a los anticuerpos
mar 16 febrero 2021. 13.40H
La aparición de nuevas variantes de coronavirus ha llevado a los científicos ha estudiar un grupo de células que podrían atacar y destruir las células infectadas por el virus, proporcionando así inmunidad contra el Covid-19. Según el estudio publicado en la revista Nature, estas células T, llamadas 'asesinas', permitirían protegernos de forma duradera. 

“Sabemos que los anticuerpos probablemente sean menos efectivos, pero tal vez las células T puedan salvarnos”, declara Daina Graybosch, analista de biotecnología del banco de inversión SVB Leerink de Nueva York.

Además de los anticuerpos, el sistema inmunológico produce células T, algunas de estas, las conocidas como 'asesinas' (o células T CD8 +), localizan y destruyen las células infectadas por el virus. Exitsten por otro lado las llamadas células T 'colaboradoras' (o células T CD4+), éstas estimularían la producción de anticuerpos y células T 'asesinas'.

Células T


Las células T pueden ser claves entre una infección leve y una grave



Las células T actúan una vez el virus se ha infiltrado en el cuerpo, por ese motivo se consideran importantes para eliminar la infección, en el caso del Covid-19, las células T 'asesinas' podrían marcar la diferencia entre una infección leve y una que requiera hospitalización.

Según Annika Karlsson, inmunóloga del Instituto Karolinska en Estocolmo, "si son capaces de matar las células infectadas por el virus antes de que se propaguen desde el tracto respiratorio superior, influirá en lo enfermo que el paciente se sienta".

Las células T también podrían ser más resistentes que los anticuerpos a las amenazas planteadas por las nuevas variantes. Los estudios del inmunólogo Alessandro Sette del Instituto La Jolla de Inmunología en California han demostrado que las personas que han sido infectadas con SARS-CoV-2 generan células T que se dirigen al menos a 15-20 fragmentos diferentes de proteínas del coronavirus. Los fragmentos de proteína que se utilizan como objetivos pueden variar mucho de una persona a otra, lo que significa que una población generará una gran variedad de células T. "Eso hace que, a diferencia de los anticuerpos, sea muy difícil para el virus mutar para escapar del reconocimiento celular", dice Sette.

Cuando las pruebas de laboratorio mostraron que la variante sudafricana era parcialmente resistente a los anticuerpos producidos contra variantes anteriores, los investigadores se preguntaron si las células T podrían ser menos vulnerables a sus mutaciones.

Administración de vacunas


Los investigadores han analizado distintos datos provenientes de ensayos clínicos en búsqueda de pistas sobre la efectividad de las vacunas frente a la variante sudafricana. Hasta ahora, al menos tres: Novavax, Johnson & Johnson y AstraZeneca fueron menos eficaces para proteger contra el Covid-19 leve en Sudáfrica, donde domina la variante 501Y.V2, que en los países donde esa variante es menos común.

En el caso de la vacuna de AstraZeneca, los resultados fueron particularmente sorprendentes: la vacuna tuvo solo un 22 por ciento de efectividad contra el Covid-19 leve en una muestra de 2.000 personas en Sudáfrica. Sin embargo, ese ensayo fue demasiado pequeño y sus participantes demasiado jóvenes para que los investigadores pudieran sacar conclusiones sobre la enfermedad grave, dice Shane Crotty, inmunólogo del Instituto de Inmunología de La Jolla.

La empresa de biotecnología Gritstone Oncology de Emeryville de California, está diseñando una vacuna que incluye el código genético de fragmentos de proteínas del virus que se sabe que provocan respuestas de células T para garantizar que las respuestas de anticuerpos sean sólidas, los ensayos clínicos comenzarán en el primer trimestre de este año. El presidente de Gritstone, Andrew Allen, espera que las vacunas actuales sean efectivas contra las nuevas variantes y que la vacuna de su compañía nunca sea necesaria. “Desarrollamos esta vacuna para prepararnos ante situaciones adversas”, dice. “Tenemos la esperanza de que todo lo que hagamos sea una pérdida de tiempo, pero hay que estar preparados ".

TAGS

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.