Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Montoro: el gasto sanitario crece y está bien, aunque no alcanza el de 2011

A pesar de las mejoras de esta partida, la inversión no llega a la del último año del ejecutivo de Rodríguez Zapatero

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda.
Montoro: el gasto sanitario crece y está bien, aunque no alcanza el de 2011
Jueves, 12 de enero de 2017, a las 17:50
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, asistió este jueves a la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados para dar cuenta de las principales líneas que va a seguir su departamento, un discurso en el que avisó de que el 2017 que acaba de empezar, a pesar de la buena marcha de la economía nacional, va a ser duro para las cuentas públicas.
 
Concretamente, el responsable de la política fiscal nacional advirtió de que va a ser necesario un ajuste de 16.000 millones de euros para cumplir con el objetivo de déficit… pero también ha dado a entender que esto no tiene por qué tener consecuencias en el gasto sanitario, incluido en las particas sociales.
 
Para ello, puso de ejemplo lo ocurrido en 2016, cuando se dedicaron 4.782 millones de euros más a esta partida respecto a 2012. “El peso de la sanidad, la educación y la protección social subió tres puntos” afirmó, añadiendo que “el dinero gastado en 2016 en materia social es el mayor de nuestra historia”.
 

En 2017, el gasto público en sanidad seguirá sin alcanzar la del último año de Rodríguez Zapatero


De hecho, Montoro aseguró que la inversión que el Gobierno ha hecho en este ámbito en 2016 fue muy superior, incluso, a la del periodo precrisis. “El gasto público en sanidad en 2016 fue 7.000 millones superior al 2007”, unos 68.357 millones en total. “Esto es un punto de partida muy importante: estamos cumpliendo con una reducción de déficit público con aumentos de gasto social”.

Con todo, las cifras de gasto siguen lejos de la cantidad que el ejecutivo que José Luis Rodríguez Zapatero dedicó sanidad en 2011, unos 69.240 millones, 883 más que en 2016.

Es más: según la última actualización del Plan Presupuestario que el Gobierno envió a Bruselas, la partida pública dedicada a la sanidad seguirá sin alcanzar lo invertido por el último gobierno gobierno de signo socialista en 2017, a pesar de que está previsto que aumente y llegue a los 68.840 millones. 
 
Sin noticias de la tasa de reposición de empleados públicos
 
Respecto a sus políticas futuras, Montoro ha confirmado la intención del Gobierno de que “los grandes grupos empresariales aporten más a la corrección de déficit público”, a través de medidas como el aumento del impuesto de sociedades. Así mismo,  ha anunciado que se penalizará fiscalmente a este tipo de compañías en caso de retrasos en los pagos a proveedores se intentará mejorar la retribución de los empleados públicos.
 
Sin embargo, Montoro no ha entrado en cuestiones concretas, considerando que su comparecencia era una toma de contacto con las fuerzas parlamentarias, ni en muchos de los asuntos por los que ha sido consultado por los portavoces allí presentes. Particularmente, PSOE y Podemos le consultaron sobre la posibilidad de modificar o suprimir la tasa de reposición de empleados públicos, pero el titular de Hacienda no dio contestación alguna.