23 de abril de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Ministerio y CCAA plantean 4 nuevas fechas para la OPE nacional en sanidad

La última reunión de coordinación dibuja dos escenarios para el resto de categorías, con una horquilla de un año

Foto de familia de la última reunión del Consejo Interterritorial.
Ministerio y CCAA plantean 4 nuevas fechas para la OPE nacional en sanidad
Sergio López
Lunes, 11 de diciembre de 2017, a las 18:20
Los exámenes de algunas categorías de la OPE sanitaria nacional podrían adelantarse con respecto a la previsión inicial de que éstos tuvieran lugar a partir de enero de 2019. Será así si se impone el criterio de algunas comunidades, que prefieren adelantarlos al segundo semestre de 2018, al de otras que consideran que ya tienen bastante en esas fechas con sus propias convocatorias ya programadas.
 
La reunión de coordinación del Ministerio de Sanidad con las comunidades autónomas para definir la ‘mega OPE’ extraordinaria que se llevará a cabo en todo el Sistema Nacional de Salud (SNS) ha terminado, por así decirlo, ‘en tablas’. Con dos escenarios para la celebración de los exámenes para cada una de las cinco categorías que se han discutido y emplazándose a una decisión definitiva en una próxima cita.
 
Según han explicado a Redacción Médica fuentes conocedoras de las reuniones, las cinco categorías que se han discutido podrán celebrarse en cuatro fechas distintas, en función de cada uno de los dos escenarios definidos.
 
Así, los exámenes de Medicina de Familia y Pediatría de Atención Primaria podrían tener lugar, o bien en septiembre de 2018 o en el mismo mes de 2019. Los técnicos superiores de imagen y radiodiagnóstico, los técnicos superiores de laboratorio y los pinches celebrarán las pruebas o bien a lo largo del segundo semestre de 2018 o del segundo semestre de 2019.
 
Las próximas reuniones, en las que las comunidades tendrán que decantarse por un escenario u otro, definirán la fecha definitiva. Todavía cabe otro escenario más, una tercera vía en la que se permita que algunas autonomías hagan los exámenes en 2018 y otras en 2019. Una especie de ‘coordinación flexible’.
 
En este sentido, durante la reunión de este lunes, las comunidades del País Vasco y Castilla-La Mancha se han reafirmado en su posición de no coordinar las fechas de las cuatro primeras categorías, dadas a conocer hace dos semanas, y además han manifestado su preferencia por no coordinarse tampoco en las categorías de Medicina de Familia y Atención Primaria.
 
En definitiva, la definición de la OPE sanitaria nacional va avanzando, pero “paso a paso” debido a las dificultades que implica un tipo de coordinación autonómica inédito hasta ahora. El número definitivo de plazas superará las 105.000 y parece que las distintas comunidades optarán por agregar la parte correspondiente de estas plazas a sus convocatorias de OPE para los próximos tres años.