17 nov 2018 | Actualizado: 17:45

Médicos del Mundo tacha de "escandaloso" el precio de los fármacos

La ONG pide al Gobierno que haga lo posible por disminuir drásticamente el precio de los medicamentos que salvan vidas

La ONG destaca que los laboratorios obtienen márgenes colosales e indignantes con los tratamientos de los enfermos.
Médicos del Mundo tacha de "escandaloso" el precio de los fármacos
mar 27 septiembre 2016. 15.10H
Redacción
"¿Cuánto tiempo más vamos a seguir pagando un precio escandaloso por los medicamentos?", preguntan a la ministra de Sanidad en funciones, Fátima Bañez, desde Médicos del Mundo en una campaña que lleva como título 'El precio de la vida', donde piden firmas para que el Gobierno proteja el interés de la población española e intervenga para hacer que se bajen los "exorbitantes" y "escandalosos" precios de los medicamentos.

"No le estamos contando nada nuevo si le decimos que el precio de los medicamentos está aumentando constantemente; que dichos precios no están justificados de ninguna manera; que los laboratorios farmacéuticos obtienen márgenes colosales e indignantes con los tratamientos de las personas que enferman; y que nuestros Presupuestos Generales del Estado no están en situación de asumir ilimitadamente la financiación de estos tratamientos", continúa la carta dirigida a la responsable de Sanidad.

Para la organización, "el sistema de salud, y por tanto nuestra salud, está en peligro real como consecuencia de este modelo de innovación y fijación de precios de tratamientos médicos". Por ese motivo pide al Gobierno que use "todos los medios jurídicos y políticos en su poder" para que disminuya drásticamente el precio de los medicamentos innovadores que salvan vidas, "y que introduzca medidas de transparencia en todo el proceso de financiación de la I+D médica y fijación de precios".

Inversión en I+D

Al mismo tiempo, pide transparencia de los gastos de investigación y desarrollo y un modelo alternativo al de las patentes para financiar la investigación y el desarrollo. La organización denuncia que "las farmacéuticas sobreestiman los costes de producción y ocultan lo que realmente invierten en I+D".

"Suele coincidir que cuanto mayor es el beneficio para el paciente, mayor es el precio", denuncia la ONG



Ciertos medicamentos que llegan al mercado, como los nuevos tratamientos contra el cáncer o para combatir la hepatitis C, "alcanzan en día precios exorbitantes", señala la organización, que cree que esta situación pone en "riesgo a largo plazo" la cobertura médica pública, que "no va a poder seguir sosteniendo el reembolso de tratamientos a estos precios tan elevados, que sin embargo son necesarios para miles de personas enfermas".

En cuanto a las farmacéuticas, denuncia que los laboratorios determinan el precio de los fármacos en función de la capacidad de los países a pagar por tener acceso al tratamiento, una vez calculado también el coste de la investigación y producción del mismo. Además, "suele coincidir que cuanto mayor es el beneficio para el paciente, mayor es el precio también", añade.

Nueva campaña

Todo el que quiera unirse puede hacerlo a través de la página web y esta petición se lanza simultáneamente en varios países europeos como son Alemania, Bélgica o Suiza.

Los carteles de la campaña revelan las contradicciones entre los elevados precios de los medicamentos para tratar enfermedades graves y la dificultad de los Estados para pagarlos y proporcionarlos a sus ciudadanos.

"Un tratamiento combinado contra la hepatitis C, ronda los 40.000 euros en países como EEUU o Francia, y unos 13.000 en España -según el resultado de la negociación entre gobierno y empresa proveedora-. Keytruda, para el melanoma, se venderá a más de 100.000 euros anuales por paciente. Glivec, para tratar la leucemia, cuesta en España unos 30.000 euros por año", advierten.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.