20 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Los siete misterios sin resolver de la Historia de la Medicina

El baile de San Vito, la enfermedad del sueño y la dama tóxica, entre los casos más misteriosos

Grabado de Hendrik Hondius sobre la epidemia de baile de Estrasburgo de 1518.
Los siete misterios sin resolver de la Historia de la Medicina
dom 04 febrero 2018. 11.00H
Redacción
La Historia de la Medicina también esconde casos dignos de ocupar un programa de Cuarto Milenio. Desde enfermedades raras hasta momentos de locura masivos, estas son algunas de las historias que a día de hoy todavía mantienen en vilo a científicos y médicos de todo el mundo.

El baile de San Vito

A lo largo de la Edad Media se registraron en Europa múltiples casos de la llamada ‘plaga del baile’. Esta epidemia consistía en que, aparentemente sin razón, enormes grupos de personas no pudieran contener sus ganas de bailar y se movieran hasta colapsar por agotamiento.

Una de las mayores "epidemias de baile" jamás documentadas ocurrió en 1518 en Estrasburgo, donde más de 400 personas bailaron durante semanas hasta que decenas murieron de agotamiento. Aún no está claro si estos comportamientos tienen una condición genuina o se tratan de un fenómeno social. Algunos investigadores modernos sugieren que la ‘plaga del baile’ puede haber sido causada por cosas como el envenenamiento por centeno podrido, epilepsia, tifus, o incluso una especie de manía compartida inducida por el estrés de vivir en la sombría Edad Oscura.

El adolescente que murió de VIH antes de que existiera

La historia de Robert Rayford sigue siendo un extraño misterio médico hasta la fecha. En 1969, este joven de 16 años de St. Louis murió de una enfermedad desconocida. Alrededor de 19 años después, un análisis de sangre encontró la presencia de "un virus estrechamente relacionado o idéntico" al VIH, lo que significa que murió de complicaciones de VIH  a pesar de que la mayoría de los expertos creía que apareció por primera vez en Estados Unidos en los 70.

La epidemia de desfallecimiento de Cisjordania de 1983

Cerca de 1.000 personas, casi todas adolescentes palestinas, fueron hospitalizadas entre marzo y abril de 1983 cerca de Cisjordania por desmayos. Varias mujeres soldados israelíes en la zona también sufrieron desmayos, visión borrosa y náuseas.

Aunque en su momento se especuló con que las fuerzas israelíes estaban utilizando gases químicos en las escuelas de Cisjordania, hoy los expertos médicos creen en general creen que esto fue un caso de histeria colectiva. Un informe del Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) sostiene que pequeñas instancias aisladas de intoxicación por sulfuro de hidrógeno podrían haber desencadenado una enfermedad psicógena entre las mujeres jóvenes, muchas de las cuales habían estado viviendo con altos niveles de ansiedad y estrés debido a los problemas en el área de Cisjordania.

El Sudoku que causa convulsiones

Un hombre de 25 años sufría ataques solo cuando intentaba resolver sudokus. Tras una ardua investigación, médicos de la Universidad de Munich descubrieron que estas convulsiones se originaban al realizar tareas visuoespaciales que involucran números.

La dama tóxica

En febrero de 1994, Gloria Ramírez fue trasladada a un hospital de California, al padecer los efectos de un cáncer avanzado de cuello uterino. En cuestión de horas, 23 de los 37 miembros del personal de la sala de emergencias que habían estado en contacto con ella comenzaron a desmayarse y sufrir espasmos musculares, y muchos tuvieron que ser hospitalizados.

Hasta el día de hoy, nadie está seguro de lo que sucedió en el caso de 'La dama tóxica'. La gente inicialmente sospechó que podría ser un caso de histeria masiva, sin embargo, los expertos han desarrollado recientemente una versión diferente de los hechos. Un equipo de científicos explicó que los desmayos podrían haber sido consecuencia de una cadena de reacciones químicas poco probables.

El apetito de Tarrare

Tarrare era un hombre del siglo XVII con un "talento" insano y extraño: un apetito insaciable. Según cuenta la Historia, trabajó de intérprete callejero, viajando por Francia y ganó bastante dinero. ¿En qué consistía su función? En comer cualquier cosa que se pusiera delante de él, desde piedras y carbón hasta animales vivos y una cantidad estratosférica de comida. Según un documento, llegó a ingerir una cantidad equivalente a la que comerían 15 personas junto a varios animales. A pesar de todo, siempre fue delgado, aunque padeció diarrea exudativa toda su vida.

La enfermedad del sueño del siglo XX

Entre 1915 y 1926, cinco millones de personas padecieron una enfermedad que les dejaba inmóviles. Una gran cantidad de estas personas murieron poco después y muchas nunca se recuperaron a su estado normal. Aparte de casos aislados, el mundo no ha visto ningún caso significativo de esta enfermedad desde entonces.

El único vínculo que encontraron entre las víctimas los investigadores modernos fue la presencia de estreptococos, una bacteria que con frecuencia se asocia con dolores de garganta leves. Su mejor suposición es que esta bacteria sufrió una mutación inusual que provocó que el sistema inmune entrara en un hiperimpulsor y atacara inadvertidamente el cerebro.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.