Los españoles otorgan un 7,5 sobre 10 a la atención recibida tras contactar con el 061 o el 112, según el CIS

Los servicios de emergencias, los mejor valorados del SNS por la ciudadanía
Dos sanitarios de una ambulancia de Barcelona


07 abr 2022. 13.00H
SE LEE EN 3 minutos
Los servicios de atención de emergencias son el área que mejor valoración ha obtenido por parte de la ciudadanía en el Barómetro Sanitario de 2022 que ha publicado el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). La asistencia proporcionada por el personal que atiende las urgencias a través de los teléfonos 061 y 112 ha logrado una puntuación de 7,54 puntos sobre 10 en el sondeo realizado en el mes de marzo, lo que le sitúa en cabeza en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Este sector dirigido a cubrir las emergencias ha aprobado con un notable en la evaluación de los españoles, solo ligeramente por encima de las áreas de ingresos y asistencia en los hospitales públicos que ha conseguido una nota de 7,29 puntos. En el siguiente escalón ya aparecen otros servicios como los de Urgencias en hospitales públicos (6,48) o en los centros de atención primaria (6,40) que también han conseguido buenas calificaciones. 

Además, los ciudadanos que han participado en el sorteo le han asignado una nota de 6,29 puntos a las consultas realizadas en los centros de salud de Atención Primaria por los médicos de familia o de cabecera. Mientras que la clasificación la cierran los servicios ofrecidos por el conjunto de especialistas que ha obtenido un 6,27. Son el área peor valorada de todas por la población, aunque se quedan bastante por encima del umbral del suspenso. 

El buen resultado de los servicios de urgencias tiene una connotación especial si se tiene en cuenta que el 38,3 por ciento de los encuestados ha reconocido que se ha tenido que recurrir a este tipo de asistencia en el último año. Un 4,2 por ciento de los casos estaba relacionado directamente con las emergencias atendidas a través del 061 o el 112. 

La sanidad española: 6,4 puntos sobre 10


Esta nota se enmarca dentro del nivel de satisfacción general que los españoles han manifestado con respecto al sistema sanitario público. En términos generales, su valoración ha sido del 6,46 sobre 10. La cifra se encuentra en una horquilla positiva, aunque es ligeramente más baja que la que calificación anterior a la pandemia. En el Barómetro Sanitario de 2019 la media alcanzó el 6,74.

Esta tendencia se puede observar también en la impresión sobre el funcionamiento de los servicios sanitarios. Apenas un 16,2 por ciento de los encuestados ha afirmado que considera que el sistema funciona “bastante bien”, mientras que otro 46,3 por ciento lo ha calificado de manera positiva pero ha advertido que son necesarios “algunos cambios”.

Por el contrario, el 25 por ciento de los participantes en el sondeo ha urgido la puesta en marcha de “cambios fundamentales” en los servicios sanitarios de carácter público y un 11,3 por ciento ha sentenciado que funcionan “mal” y por lo tanto necesitan una transformación de carácter profundo. La horquilla de los más negativos se ha incrementado en casi siete puntos, en comparación con el 4,1 por ciento de antes de la crisis del Covid-19.

En el Barómetro Sanitario del CIS han participado un total de 7.800 personas mayores de 18 años, repartidas de forma representativa por todas las comunidades autónomas. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.