Los médicos piden una auditoría externa para el plan de respuesta Covid-19

Desde Facme reclaman más protagonismo en la toma de decisiones que realiza el ministerio de Salvador Illa

Imagen de la actual Junta Directiva de Facme, a la espera de su renovación.
Los médicos piden una auditoría externa para el plan de respuesta Covid-19
lun 19 octubre 2020. 09.40H
El plan de 'Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de Covid-19' en el que está trabajando el Ministerio de Sanidad y que establece cuatro niveles de alerta, según la evolución de la pandemia del coronavirus Covid-19, “está más elaborado que los anteriores”. Así lo creen desde Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme), que creen que “las decisiones tomadas hasta la fecha deberían realizarse, como se ha defendido en otros lugares, por sistemas de auditoría externa que analicen las medidas tomadas y aporten mejoras hacia el futuro”.


No contar con Facme es "la gran carencia de las medidas que se toman desde Sanidad" 


En declaraciones a Redacción Médica, fuentes de esta Federación apuntan que “las medidas que se proponen deberían adaptarse por las autoridades municipales y autonómicas a las circunstancias del territorio, considerando mínimos y no de máximos, pues en lugares específicos puede ser necesario mezclar medidas de diferentes niveles”.

Facme se refiere a los indicadores que establece el documento, los cuales sirven para detectar los niveles de riesgo que se divide en dos bloques: en el primero se incluye la parte epidemiológica y, en otro, la asistencial. En el otro, se establecen umbrales para determinar si el riesgo es bajo (1), medio (2), alto (3) o extremo (4) en base a cada uno de ellos.

Sobre los mismos señalan que “serán los expertos de los grupos de trabajo los que deban analizarlas con criterios técnicos, clínicos y científicos, considerando que aislamientos tienen un valor limitado, y con espíritu de mejora continua para adaptarlas al conocimiento en cada momento”.

En este sentido, desde Facme ven una buena noticia el hecho de que se apueste por las actividades al aire libre, “donde evitando los grupos numerosos es difícil el contagio, limitar las actividades en lugares cerrados si no aseguran las condiciones de ventilación y todo ello adaptado al nivel de riesgo”.

Sin contar con su opinión


El hecho de que este borrador no haya contado con la opinión de la federación que engloba a todas las sociedades científicas es para Facme una mala noticia. “Ese hecho sigue siendo la gran carencia de las medidas que se toman desde Sanidad. Desde el inicio de la pandemia Facme ha trabajado para ser reconocida como interlocutor prioritario de las autoridades sanitarias y en especial el Ministerio. A diferencia de sindicatos y organización colegial, que tienen un reconocimiento institucional, la actividad científica de las sociedades sigue fuera de las instituciones”, reclaman.

Si el ministerio hubiera preguntado a esta organización sobre los criterios implantados en el borrador, estos no hubieran dudado en afirmar que “lo importante es no contentarse con unas cifras medianas sino mantener el control de la pandemia hasta llegar a los niveles inferiores”.

Y es que, según ese plan, publicado por Redacción Médica, hay cinco escenarios regidos por diferentes indicadores; desde menos de 20 casos por 100.000 habitantes, lo que supondría una situación de nueva normalidad, hasta más de 250 casos, el cual sería una situación de riesgo extremo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.