Redacción Médica
20 de octubre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:20
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Los médicos del Aquarius se enfrentan a 15 quemados graves y embarazadas

El barco todavía no ha recibido instrucciones para desplazarse hasta Valencia

629 refugiados esperan en el Aquarius a poder ser llevados a puerto.
Los médicos del Aquarius se enfrentan a 15 quemados graves y embarazadas
Redacción
Lunes, 11 de junio de 2018, a las 17:40
El presidente de España, Pedro Sánchez, ha anunciado que el puerto de Valencia se abre para dar cobijo a los 629 refugiados que aún están a la deriva en mitad del Mediterráneo a bordo del Aquarius desde que fueran rescatados el pasado sábado. Previamente, Italia y Malta se han negado a acogerles, cerrando sus puertos.  

A 35 millas náuticas de Italia y a 27 millas de Malta, la embarcación no ha recibido ningún aviso del servicio de Salvamento Marítimo de Roma, de quien habitualmente reciben las instrucciones. El personal sanitario atiende desde hace casi tres días a los refugiados, entre los que se encuentran siete embarazadas, 15 personas con quemaduras graves y varios pacientes críticos por hipotermia y ahogamiento, han advertido. En la embarcación también se encuentran 11 bebés.

El médico de Médicos Sin Fronteras (MSF), David Beverluis, ha asegurado que en el barco no se encuentran con ninguna “emergencia médica en este momento”, aunque el rescate fue crítico y uno de los refugiados se hundió frente a los rescatistas, que pudieron salvar su vida en el último momento y ya está fuera de peligro. "Todos los supervivientes están agotados y deshidratados porque pasaban largas horas a la deriva en estos barcos: hay muchos quemados por la mezcla de gasolina y agua salada. Habiendo realizado varias consultas a bordo, podemos decir que estos hombres y mujeres han tenido poco o ningún acceso a la atención médica durante su estancia en Libia", advierten desde el barco.

Envío de comida

En el Aquarius, fletado por SOS Mediterranée y operado en colaboración con MSF, empieza a faltar comida, por lo que el traslado hasta el puerto español -situado a 700 millas náuticas- implica un viaje de tres días, con un mayor riesgo para los casos más vulnerables. La situación necesita una “resolución urgente”, ha recalcado MSF.

Por su parte, la ONG Open Arms ha ofrecido el traslado de comida y agua desde su buque Astral, que se encuentra en Malta. El primer ministro del país ha asegurado que se encargarán del suministro de alimentos al Aquarius, donde se encuentran, agotados, los supervivientes, de 26 nacionalidades diferentes, aunque casi una cuarta parte proviene de Sudán.