El excedente de fallecidos se ha reducido notablemente respecto a la tercera ola de la crisis sanitaria

Las vacunas recortan 10 puntos el exceso de mortalidad de la quinta ola
Cristóbal Belda, director del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII)


23 ago 2021. 09.55H
SE LEE EN 2 minutos
Aunque la variante Delta continúa propagándose rápidamente, la quinta ola de la pandemia de Covid-19 sigue su descenso gracias a las vacunas. Con el proceso de inmunización muy avanzado en España, no solo bajan los casos que se detectan y la incidencia acumulada (IA), sino también el exceso de mortalidad. Según el último informe del Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo), que publica el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), el exceso de mortalidad se ha reducido más de 10 puntos en esta última ‘embestida’ del coronavirus, pasando de un exceso del 23,3 por ciento en el grupo de 65-74 años, en el periodo que comprende desde el 4 de enero al 12 de febrero - la tercera ola ‘navideña’ -, al 13 por ciento de la quinta ola en este mismo conjunto etario.

En este último periodo, que abarca del 19 de julio al 12 de agosto, el exceso de mortalidad se ha reducido en todos los grupos de edad respecto al registrado en la tercera ola, que superó los peores datos de la segunda. Las vacaciones de Navidad, con las consecuentes reuniones familiares y sociales, generaron una ola de contagios que no dieron tregua hasta mediados de febrero

'Caída' del exceso de mortalidad


En concreto, según el informe, el exceso de fallecidos de la quinta ola se sitúa en los 12,5 puntos, mientras que en la tercera estaba en los 21,2. Por segmentos de edad, el excedente de mortalidad se estima del 3,7 por ciento en menores de 65, siete puntos menos que en las navidades pasadas, cuando era del 10,7.

En cuanto a los mayores de 74 años, este indicador se establece en el 14,5 por cierto, pero fue del 22,5 por ciento en el periodo que abarca desde enero a febrero.

No obstante, en el primer periodo de exceso de defunciones, el comprendido entre el 10 de marzo y el 9 de mayo del año pasado, en plena primera ola de la crisis sanitaria, el Sistema de Monitorización de la Mortalidad estimó un excedente del 65,2 por ciento. Un elevado porcentaje que corresponde al comienzo de la epidemia, cuando la población no tenía interiorizadas medidas de protección como el uso de la mascarilla o el lavado frecuente de manos. Ahora, con el proceso de inmunización frente al virus a buen ritmo, las cifras de exceso de fallecidos, así como del resto de indicadores, se reducen.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.