Los pacientes también han requerido un uso más frecuente y prolongado de catéteres y ventiladores

Las infecciones hospitalarias aumentan por el Covid tras años de descenso
Un paciente en la cama de un hospital.


12 sep 2021. 16.25H
SE LEE EN 3 minutos
Tras años de reducciones constantes en las infecciones asociadas a la atención médica, han aumentado cuatro de las seis infecciones hospitalarias rastreadas en los hospitales de Estados Unidos durante la pandemia.

Los incrementos se han atribuido a factores relacionados con la pandemia, que también ha provocado que los pacientes requieran un uso más frecuente y prolongado de catéteres y ventiladores, así como problemas de personal y suministro, según un análisis de datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de la National Healthcare Safety Network (NHSN) publicado en Infection Control & Hospital Epidemiology.

El Covid-19 creó una tormenta perfecta para la resistencia a los antibióticos y las infecciones asociadas con la atención médica en entornos de atención médica”, ha explicado Arjun Srinivasan, director adjunto de los programas de prevención de infecciones asociados con la atención médica.

Srinivasan ha señalado que “antes de la pandemia, la salud pública, en asociación con los hospitales, logró eliminar estas infecciones durante varios años en los hospitales de Estados Unidos”.

Recursos más fuertes, profundos y amplios


El autor del estudio ha destacado la “importancia de construir recursos de control de infecciones más fuertes, más profundos y más amplios a través de la atención médica que no solo mejorarán nuestra capacidad para proteger a los pacientes en futuras pandemias, sino que también mejorarán la atención al paciente todos los días”.

Los cuatro tipos de infecciones graves que registraron aumentos en 2020 en comparación con 2019 fueron las infecciones del torrente sanguíneo asociadas con la vía central, infecciones del tracto urinario asociados con el catéter, eventos asociados con el respirador e infecciones por estafilococos resistentes a los antibióticos. Las tasas de infecciones de la vía central fueron entre un 46 por ciento y un 47 por ciento más altas en el tercer y cuarto trimestre de 2020 respecto al año anterior.

El éxito de los años anteriores, con disminuciones constantes en las tasas de estas infecciones y relacionadas con los dispositivos, acentuó aún más los repuntes que ocurrieron en 2020”, han apuntado Tara N. Palmore y David K. Henderson, de los Institutos Nacionales de Salud.

El estudio constató que dos tipos de infección se mantuvieron estables o disminuyeron durante la pandemia. Los autores han asegurado que un enfoque para las prácticas básicas de control de infecciones “podría ser designar personal clínico para que se sume al equipo de epidemiología del hospital para permitir una rápida expansión del esfuerzo para apoyar una respuesta pandémica”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.