Las embarazadas que trabajan por la noche tienen más riesgo de aborto

La mitad de las facultativas españolas realizan largos turnos nocturnos y las enfermeras trabajan hasta 15 días de noche

La investigación ha comparado mujeres embarazas con turnos nocturnos y diurnos.
Las embarazadas que trabajan por la noche tienen más riesgo de aborto
vie 19 julio 2019. 17.05H
Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Alberta (Canadá) ha concluido que las mujeres embarazadas que trabajan por la noche o durante muchas horas tienen más riesgo de aborto involuntario o prematuro, en comparación con aquellas que tienen un trabajo diurno. 

Un riesgo que afecta al colectivo de médicas y enfermeras, que llegan a hacer guardias de hasta 24 horas, lo que incluye además trabajar de noche. De hecho, la mitad de las facultativas españolas llevan a cabo largos turnos nocturnos y, en el caso de las enfermeras, hay quienes hace hasta 15 turnos nocturnos, según los datos de Satse. 


Los datos del estudio


En concreto, según el análisis, en el que se han estudiado 62 estudios publicados previamente que incluyeron un total de 196.989 mujeres, las embarazadas tenían un 21 por ciento más de probabilidades de tener partos prematuros y un 23 por ciento de abortos espontáneos.

Asimismo, trabajar más de 40 horas a la semana también se asoció a un riesgo un 38 por ciento más alto de abortos espontáneos y un riesgo 21 por ciento mayor de partos prematuros, en relación con las que trabajan menos.

Los expertos recomiendan evitar el trabajo por turnos y las largas horas de trabajo



Al mismo tiempo, las largas horas de trabajo también estaban vinculadas a un riesgo un 43 por ciento más alto de bebés con bajo peso y un 16 por ciento más de probabilidades de que los bebés fueran pequeños respecto su edad gestacional.

En comparación con las mujeres que trabajan turnos diurnos fijos durante el embarazo, las mujeres que trabajan turnos rotativos tenían un 13 por ciento más de probabilidades de tener un parto prematuro y un 18 por ciento más probabilidades de tener un bebé de bajo peso.

Además, también tenían un 19 por ciento más de probabilidades de desarrollar presión arterial alta durante el embarazo, y un 75 por ciento más de probabilidades de desarrollar una presión arterial peligrosamente alta conocida como preeclampsia.

"Si las circunstancias lo permiten, evitar el trabajo por turnos y las largas horas de trabajo (más de 40 horas por semana) pueden mejorar los resultados del embarazo. Sin embargo, cuando esto no sea posible, es importante que se centre en otros aspectos de su vida que también pueden afectar la salud prenatal como, por ejemplo, realizar ejercicio, dormir lo suficiente y tomar alimentos nutritivos para mejorar la salud prenatal", han manifestado los expertos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.