El periodo de incubación de la cepa india es de tan solo cuatro días, frente a los seis de la cepa original

La variante Delta multiplica 1.000 veces la carga viral en los infectados
Este hecho podría complicar el alcanzar la inmunidad de grupo.


27 jul 2021. 16.50H
SE LEE EN 3 minutos
La variante Delta está ganando la carrera al resto de cepas de Covid-19 y ya es la predominante en muchos países. De hecho, en España, el 68 por ciento de los nuevos casos pertenecen a la variante india y ahora parece que podemos entender el porqué. Según el estudio 'Infección y transmisión viral en un brote grande y bien rastreado causado por la variante delta del SARS-CoV-2' publicado en China, la variante Delta multiplica 1.000 veces la carga viral en los infectados, en comparación con la cepa original del Covid-19.

Esta cepa apareció en India a finales de 2020 y no solo ha llegado a un gran número de países, sino que ha logrado extenderse más rápido que ninguna otra. Tal y como afirma este análisis, las personas infectadas con ella producen mucho más virus que las infectadas con la versión original de SARS-CoV-2, lo que explicaría su fácil propagación.

Más cantidad de virus y un corto período de incubación


Para llegar a esta conclusión, el epidemiólogo Jing Lu del Centro Provincial de Control y Prevención de Enfermedades de Guangdong en Guangzhou (China) y sus compañeros rastrearon a 62 personas que guardaban cuarentena tras haber estado expuestas al Covid-19. Ellas fueron de las primeras en infectarse con la cepa Delta en China continental.

Los investigadores analizaron la carga viral (densidad de partículas virales en el cuerpo) de los participantes todos los días que duró la infección para comprobar las variaciones en el tiempo. Asimismo, compararon estos patrones de infección con los de otras 63 personas que se contagiaron con la cepa original del SARS-CoV-2 en 2020.

Las conclusiones no dejaron lugar a dudas. En una preimpresión de este trabajo, los autores indicaron que el virus se detectó por primera vez en los contagiados de la variante Delta a los cuatro días, mientras que con la cepa original el tiempo medio es de seis días. Por lo tanto, la Delta se multiplica más rápido y ello es gracias a las cargas virales de los contagiados: a mayor cantidad de virus en el tracto respiratorio, mayor posibilidad de superpropagación. De hecho, el estudio subraya que los infectados con la variante Delta tenían cargas virales hasta 1.260 veces más altas que aquellos que se infectaron con la cepa original.

Dificultad en el rastreo de la variante Delta


"La combinación de una gran cantidad de virus y un corto período de incubación tiene sentido como explicación de la elevada transmisibilidad de Delta", apunta el epidemiólogo Benjamin Cowling de la Universidad de Hong Kong. Esta breve tiempo de incubación y la rápida transmisión plantean dificultades para los sistemas de Salud de todo el mundo. En concreto, en China ya han manifestado dificultades para su rastreo, puesto que ellos vigilan de manera sistemática todos los contactos de cada persona infectada y requieren que se pongan en cuarentena. Un control complicado si el número de contagios es cada vez más elevado.

No obstante, todavía están por estudiar otras particularidades de la variante india. Por ejemplo, por el momento se desconoce si es más probable que ocasione sintomalogía más grave que la cepa original o si la eficacia de las vacunas disminuye con ella y logra atacar al sistema inmunológico de forma más agresiva que el resto de variantes. Un hecho que podría complicar el alcanzar la inmunidad de grupo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.