Del 0,6% registrado en septiembre del año pasado, 2 meses antes de la campaña, se ha pasado al 0,3%

La vacunación Covid-19 redujo un 50% las muertes en verano de 2021
Desde el año pasado, la tasa de ingresados en los hospitales españoles se ha reducido del 4,8 por ciento hasta el 3,6 por ciento.


20 sep 2021. 09.00H
SE LEE EN 3 minutos
Más del 75 por ciento de la población en España se encuentra protegida frente al Covid-19 gracias a la vacuna. Un aumento, el de la inmunización, inversamente proporcional al retroceso de la mortalidad asociada el virus, cada vez más próxima a niveles mínimos. 

Si comparamos los datos de este mes con los del año anterior, es posible observar un descenso del 50 por ciento en las defunciones causadas por el Covid-19. A dos meses de que se iniciara la campaña de vacunación, España registró 2.124 muertes a causa del virus, el 0,6 por ciento del total de casos diagnosticados.

Un año después, en septiembre de 2021, la cifra de decesos es mayor (3.901), si bien la proporción en cuanto al cómputo global de casos se reduce a la mitad, representando el 0,3 por ciento, de acuerdo con los datos recopilados por el Instituo de Salud Carlos III (ISCII)

El descenso en la mortalidad es ampliamente visible en los grupos de mayor edad, los primeros en reibir el fármaco de forma prioritaria y los más vulnerables al virus. En el caso de los mayores de 80, el porcentaje de mortalidad ha descendido del 7,2 al 6,1 por ciento, aunque en la comparativa actual se desglosan por separado las muertes en mayores de 90 años (11,2 por ciento).

Por contra, el número de muertes se ha duplicado entre las personas de 70 a 79 años, aunque el porcentaje asciende ligeramente del 1,9 por ciento al 2 por ciento. Una subida similar es la que experimenta el grupo de 60 a 69 años, pasando del 0,5 al 0,7 por ciento en un año, mientras que en el grupo de 50 a 59 años se ha mantenido estable en el 0,2 por ciento. 

Reducción de las hospitalizaciones 


La aparición de nuevas variantes y su capacidad para atacar a pacientes jóvenes se refleja en seggmentos de 40 a 49 años, en el que los fallecimientos han llegado a ser más del doble. Sin embargo, en un año, la tasa de mortalidad ha variado una décima hasta situarse en el 0,1 por ciento. La subida es aún mayor entre los 'treinteañeros', al pasar de 6 muertes registradas en septiembre del año pasado a 48. 

Además de la mortalidad, otro factor que denota la incidencia de la vacunación es el nivel de hospitalizaciones. Desde el año pasado, la tasa de ingresados en los hospitales españoles se ha reducido del 4,8 por ciento hasta el 3,6 por ciento, es decir 1,2 puntos porcentuales. La presión en UCI también ha retrocedido en este año gracias a la inmunización, aunque de forma más moderada, ya que una gran parte de pacientes son de larga estancia. Según la comparativa de datos, el nivel de pacientes contagiados que fueron hospitalizados en estas unidades ha bajado del 0,4 al 0,3 por ciento en el séptimo mes del año. 






Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.