24 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 10:05
Política Sanitaria > Sanidad hoy

La sanidad autonómica acapara el 90% del FLA de 2017

Conciertos con farmacias y con la sanidad privada protagonizan el destino de estos fondos

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda.
La sanidad autonómica acapara el 90% del FLA de 2017
Miércoles, 06 de septiembre de 2017, a las 10:00
La financiación de la sanidad autonómica, o de sus proveedores sanitarios, depende cada vez  más de los fondos que proporciona directamente el Estado. Así lo reflejan los datos del Ministerio de Hacienda, que precisan que el 90,1 por ciento de las partidas del fondo de liquidez autonómica (FLA) de 2017 han tenido este destino.
 
Hay que recordar que el FLA surgió en el contexto de la crisis financiera como una fórmula de emergencia para que las regiones pudieran pagar sus cada vez más abultadas deudas con los proveedores, particularmente los sanitarios, que acumulaban años de morosidad. Sin embargo, el uso de estos fondos se ha ido alargando como fuente para pagar conciertos con las farmacias o con la sanidad privada.
 
Este es el caso particular de, por ejemplo, Cataluña, en donde la factura de recetas de oficina de farmacia depende de esta partida, algo que también ocurre, aunque más ocasionalmente, en el caso de los conciertos con la sanidad privada. De hecho, el 92,2 por ciento del FLA que recibe va destinado al ámbito sanitario. En cifras similares se mueve Andalucía, con un 92,4 por ciento. 

Sin embargo, es Cantabria la única región que ha dedicado la totalidad de la financiación que ha recibido a la sanidad. Le sigue Comunidad Valenciana, que ha dedicado a pagar a proveedores sanitarios un 97,3 por ciento del FLA que recibe.
 
Evolución
 
Desde que se puso en marcha el FLA por parte del Gobierno, la cantidad de esta partida que se dedica a la sanidad de las comunidades autónomas no ha hecho sino crecer. Si en sus orígenes, en 2012, este ámbito supuso un 52,4 por ciento del fondo de liquidez, al año siguiente esta proporción aumentó hasta el 58 por ciento y en 2014 hasta el 67,9 por ciento.
 
Superado lo peor de la crisis financiera, la sanidad ha seguido aumentando su peso en el FLA. En 2015 supuso un 77,4 por ciento del total y en 2016 un 78,6 por ciento, una evolución que, por lo pronto, se mantiene en el presente 2017.