18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 13:40
Política Sanitaria > Sanidad hoy

La música, un instrumento más en el quirófano

Muchos estudios destacan que sí, pero hay voces que indican que no es tan favorable para los 'novatos'

Imagen de un quirófano durante una operación.
La música, un instrumento más en el quirófano
Redacción
Sábado, 18 de febrero de 2017, a las 11:30
Varios estudios indican que la música en los quirófanos puede ser un gran aliado para la concentración de los profesionales durante esta actividad. De hecho, la evidencia sugiere “que la música cuidadosamente seleccionada (por el propio cirujano) puede tener un efecto beneficioso” durante las etapas específicas de la intervención, asegura Jonathan Katz, profesor de Anestesiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale que ha estudiado los efectos del ruido en los resultados quirúrgicos. Pese a ello, también apunta que hay otros estudios que señalan lo contrario.

Sin embargo, Katz señala que la música en el quirófano afecta a cada miembro del equipo de manera diferente. "No está claro que la música beneficie a los cirujanos menos experimentados, que pueden distraerse de sus tareas primarias por el ruido de fondo, incluida la música", asegura el experto en virtud de un ensayo aleatorio realizado en 2008 que sugiere que este elemento tiene un efecto disruptivo en los menos experimentados.

En declaraciones recogidas por el medio Medscape, el especialista también señala que hay otros estudios que apuntan que la música y otras distracciones pueden perjudicar la comunicación entre el equipo quirúrgico y dificultar el rendimiento del cirujano.

Sin embargo, la gran mayoría de los cirujanos entrevistados para realizar el artículo, destaca el autor del mismo, declararon que preferían operar con música. De hecho, un estudio basado en encuestas publicado en 2011 en el Journal of Anaesthesiology Clinical Pharmacology, registró que de 100 cirujanos, anestesiólogos y enfermeras en la India, 87 estaban cómodos cuando se ponía música en quirófano.

En términos generales, los encuestados informaron que la música les ayuda a relajarse, que mejora su función cognitiva y que eleva su estado de ánimo. Como describieron los autores de ese estudio, "la música ayudó a reducir la reactividad del personal en cirugías estresantes, permitiéndoles acercarse a sus cirugías de una manera más reflexiva y relajada".

Recitar a Don Mendo

Además de la música hay otras formas de concentrarse en quirófano. En una reciente entrevista con Redacción Médica, el fundador de la Clínica Cemtro y figura mundial de la Traumatología, Pedro Guillén, reconoció que en algunas intervenciones ‘jugaba’, por así decirlo, a recitar fragmentos de la Venganza de Don Mendo.

Disminución de la ansiedad y el dolo posoperatorio

Por otro lado, también cabe destacar que un equipo de investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres (Reino Unido) analizó los resultados de 73 ensayos controlados aleatorios donde se ha observado el impacto de la música en la recuperación postoperatoria, en comparación con la atención estándar u otras intervenciones no médicas como los masajes. La conclusión fue que existe un vínculo entre la música en la sala de operaciones y una reducción significativa del dolor postoperatorio.

El estudio,  del que se hizo eco la Agencia SINC y que fue publicado por la revista 'The Lancet', involucró a cerca de 7.000 pacientes y sus resultados confirmaron que hay una relación entre la melodía que se reproduce en la sala de intervenciones  con una reducción del dolor, la ansiedad y la necesidad de medicación de alivio tras la operación.