Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

La falta de control de la jornada del médico supone pérdidas millonarias

El sindicato enfermero Satse denuncia que el incumplimiento aumenta las listas de espera y derivaciones a la privada

A la izquierda, Víctor Aznar, presidente de Satse, junto a José Antonio Blaya, secretario general de Satse Murcia.
La falta de control de la jornada del médico supone pérdidas millonarias
Laura Díez
Domingo, 30 de abril de 2017, a las 16:30
La falta de control de las jornadas médicas hace que éstas no siempre se cumplan de manera que acaban suponiendo diferentes problemas para la gestión sanitaria. Esta es la denuncia que ha hecho el sindicato de enfermería Satse, que ha calculado que, sólo en la Región de Murcia, las pérdidas pueden ascender a más de 100 millones de euros anuales, un gasto que se multiplicaría en caso de extrapolarse al resto del territorio nacional. 

"Ahora mismo hay alrededor de 2.400 médicos en los hospitales, y hemos valorado que más del 70 por ciento no cumple su jornada. Según las denuncias que tenemos, valoramos a 1.700 de ellos, que entra más tarde o sale antes. Si son una media de dos horas diarias, por 1.700 médicos, hemos hecho el cálculo según las nóminas, y hablamos de entre 45 y 50 millones solo de valor", explica desde el sindicato Luis Esparza, secretario de Acción Sindical, a este diario. 

Además habría que tener en cuenta la trascendencia de las llamadas peonadas, las guardias localizadas, los pacientes derivados a la privada por no atenderlos en los centros y el aumento de las listas de espera, todo ello consecuencia de no tener un control de la jornada, según Satse. 

"El resto del personal sanitario sí tiene un control sistemático, no sólo por los supervisores que están allí, sino que hay un control que está informatizado y cada persona lleva cuantificada su jornada al máximo. Esto no ocurre con el personal médico. Es un derroche y un gasto que pensamos que penaliza mucho al sector de sanidad y además, a los usuarios", declara Esparza. 

Satse defiende que se instale el sistema de huella digital para que se controle la jornada médica como la del resto de sanitarios



Huella digital

La pretensión del sindicato enfermero es que se haga una gestión "más fiable y más rígida" del personal médico, "que es el que más gasto conlleva". En concreto, "lo que estamos pidiendo es que la Ley que rige tiene un párrafo muy claro que dice que todo empleado público registrará su entrada y salida de su centro de trabajo, y eso aquí no se hace para el personal médico. La mejor forma, como en muchos centros públicos ocurre, es que se ponga la huella digital para que sepamos que quien trabaje más, gane más", defiende el sindicato. 

Satse ha llevado su crítica en forma de denuncia a la Inspección de Trabajo y al Defensor del Pueblo, ya que hasta el momento su petición no ha sido resuelta. "La denuncia va enfocada a que hay un procentaje de médicos que cumple con su trabajo sistemáticamente y están igual de valorados que los que no lo trabajan, y ellos mismos están de alguna forma discriminados. Para tener garantía de mejora de gestión sería muy fácil poner en todos los hospitales 2 o 3 aparatos de huella digital que controlaran la jornada", proponen desde el sindicato. 

Guerra de médicos y enfermeros

Sin embargo, el representante de Satse ha negado que se trate de una guerra entre enfermeros y médicos, asegurando que "al final es un coste que pagamos todos los ciudadanos" y que esta guerra no es una realidad. "Es cuestión de los ciudadanos, los que estamos pagando, es un coste de la sanidad. Hay muchos médicos que cumplen, pero la dejadez por parte de la Administración de este tipo de gestión hace que esto se estandarice", concluyen. 

La opinión del sindicato CESM, sin embargo, es algo diferente, ya que alegan que la estrategia de Satse se basa en meterse con los médicos. "Están un poco fuera de onda. Nosotros vamos a seguir defendiendo el sistema en las mejores condiciones, de los médicos y de todos los trabajadores del sistema de salud, incluidos los enfermeros. No vamos a denunciar a ningún trabajador porque pensamos que lo hacen correctamente y no que el incumplimiento de los horarios de alguna categoría como pueda ser la enfermería acarree ningún problema económico para el sistema. Es un debate que no procede", sentencia un representante de la organización sindical de los médicos.