Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Iniciativa para que España se llene de "paseos de la infamia de Grünenthal"

Los afectados por el consumo de talidomida solicitan a todos los alcaldes de España que pongan este nombre a una calle

José Riquelme (izquierda) y Rafael Basterrechea (derecha), presidente y vicepresidente de Avite posan con Javier Castrodeza y Encarna Guillén en el Ministerio.
Iniciativa para que España se llene de "paseos de la infamia de Grünenthal"
Redacción
Martes, 17 de octubre de 2017, a las 18:20
La Asociación de víctimas de la talidomida en España (Avite) ha anunciado que solicitará "a todos los alcaldes y alcaldesas españoles que pongan el nombre de ‘Paseo de la infamia de Grünenthal’ en sus calles", durante una entrevista a José Riquelme –presidente de la agrupación- publicada en la web de la organización.

Los afectados han hecho un llamamiento “a todos los alcaldes de España” para que denominen a una de las calles de sus respectivos municipios como "Paseo de la infamia de Grünenthal, por la deuda moral y ética que tiene esta farmacéutica alemana con los afectados españoles de talidomida".

Esta iniciativa trata de concienciar a las instituciones públicas y a la población en general acerca del terrible caso de la talidomida en España, por el cual los afectados llevan luchando en los tribunales desde años para que se castigue a Grünenthal, la farmacéutica alemana responsable del producto, que se vendió entre 1957 y 1963 como anestésico contra las náuseas causadas por el embarazo.

Aunque los efectos teratogénicos descubiertos en el fármaco provocaron su retirada de todos los países en los que estaba presente, España fue de los últimos en prohibir su consumo. Años después, en 1979, salieron a la luz los efectos de la talidomida en los hijos ya adultos de aquellas mujeres que lo consumieron. Miles de los afectados desarrollaron focomelia, una anomalía congénita que se caracteriza por la carencia o escasa longitud de las extremidades.

Por ello, los afectados reclaman responsabilidades a Grünenthal, después de que el último fallo del Tribunal de Estrasburgo enterrase las opciones de Avite de conseguir una indemnización por parte de la farmacéutica alemana por "vulnerar los derechos humanos fundamentales de los afectados por la talidomida".