María Jesús Montero confía en que los 3.000 millones adicionales de la ‘hucha de las pensiones’ cubran el desembolso

Hacienda presupuesta con "margen" para activar la prejubilación en sanidad
Nadia Calviño, Isabel Rodríguez y María Jesús Montero presentan los PGE de 2023.


04 oct 2022. 19.00H
SE LEE EN 3 minutos
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se ha mostrado confiada en que las partidas destinadas a reforzar la política de pensiones en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023 sean suficientes para cubrir la puesta en marcha de la jubilación anticipada y parcial entre los profesionales del Sistema Nacional de Salud (SNS) si finalmente llega a materializarse. La responsable de las cuentas públicas ha subrayado que la nueva inyección de 2.957 millones en el Fondo de Reserva permitiría cubrir una decisión de este calibre.

“Lo que es importante en Seguridad Social es que se incorporan casi 3.000 millones a la hucha de pensiones. Así que tienen margen. Es mucho", ha explicado la ministra en declaraciones a Redacción Médica, tras la presentación de las cifras de inversión para el próximo curso.

La nueva dotación de fondos corresponde al Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) que el Gobierno diseñó para asegurarse que las pensiones se revalorizarían de acuerdo a la inflación. Este monto se ha sumado a los presupuestos ordinarios en materia de jubilación hasta alcanzar un gasto conjunto de 190.687 millones de euros. Es un 11,4 por ciento más que la inversión destinada en el 2022.

El Gobierno confía en que este fuerte incremento de la financiación pública permita acometer una subida de las pensiones en el próximo año en un nivel cercano al 8,5 por ciento que beneficiará a 10 millones de personas, pero también para ofrecer un colchón que dé cabida a nuevos perfiles de pensionistas en los siguientes años sin dañar la sostenibilidad del sistema. “Los pensionistas van a tener garantizado su nivel de vida en este Gobierno”, ha defendido Montero.


Hacienda allana el camino a la jubilación anticipada


El colchón económico de la ‘hucha de las pensiones’ es la última garantía que el Ministerio de Hacienda ha ofrecido para facilitar la jubilación de médicos y enfermeros a los 60 años, sin perder un porcentaje de su sueldo. El departamento de María Jesús Montero ya se comprometió con los sindicatos a facilitar esta nueva modalidad como una de las condiciones para pactar la subida de sueldos del 9,5% en tres años en la Mesa de Función Pública.

El equipo negociador del Gobierno tendió la mano a los representantes de los trabajadores para negociar una modificación del Estatuto Básico del Empleado Público (TREBEP) que blinde los mecanismos para acortar la vida laboral en el Sistema Nacional de Salud (SNS) con la implantación, por ejemplo, de nuevos contratos de relevo.

En todo caso, la pelota sigue instalada en el tejado del Ministerio de Seguridad Social. La cartera que dirige José Luis Escrivá lleva casi un año valorando la petición de médicos y enfermeros. Los técnicos tienen que evaluar si el colectivo cumple con los requisitos de penosidad, peligrosidad o toxicidad para acceder a este derecho de igual manera que los bomberos  forestales o los pescadores. Aunque la resolución definitiva podría pasar incluso por el Pacto de Toledo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.