Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

España evita la multa pero la sombra de los recortes en 2017 acecha al SNS

La Comisión Europea obligará al Ejecutivo a ajustes estructurales de unos 10.000 millones de euros

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, junto a Mariano Rajoy.
España evita la multa pero la sombra de los recortes en 2017 acecha al SNS
Redacción
Miércoles, 27 de julio de 2016, a las 14:20
Tras varios días de especulaciones sobre la posible multa de la Comisión Europea a España y Portugal por incumplir el objetivo de déficit en 2015, finalmente los comisarios han decidido, como esperaba el Gobierno de Mariano Rajoy, cancelar la sanción, que podría haber llegado hasta el 0,2% del PIB -más de 2.000 millones de euros-. Finalmente España tendrá hasta 2018 para situar su déficit por debajo del 3%, según indicaron a Europa Press fuentes diplomáticas. 

Sin embargo, los recortes no se han disipado del horizonte del Sistema Nacional de Salud (SNS), ya que el ejecutivo comunitario exige que España sitúe el déficit en el 4,6% en 2016 desde el 5,16% con el que cerró en 2015, al 3,1% en 2017 y al 2,2% en 2018, de acuerdo con la nueva senda fiscal propuesta. 

Respecto al ajuste estructural, el Ejecutivo comunitario exige a España un ajuste del 0,5% en 2017 y un 0,5% en 2018, es decir, un ajuste estructural de unos 10.000 millones de euros que podrían dejar al SNS como uno de los principales afectados. 

Comisarios divididos

La división entre los miembros de la Comisión se ha mantenido hasta el último minuto sobre la posibilidad de dejar en cero la multa o imponer al menos una multa simbólica, tal y como pedían los partidarios del ala dura del Ejecutivo comunitario, entre ellos los vicepresidentes de Crecimiento e Inversión, Jyrki Katainen, y el responsable del Euro y Diálogo Social, Valdis Dombrovskis

La propuesta de la Comisión de cancelar la multa a España quedará automáticamente aprobada salvo que una mayoría cualificada de países rechace la recomendación de la Comisión en un plazo de diez días. 

Pinceladas sobre las medidas

El órgano europeo también pospone la decisión sobre los fondos estructurales hasta después de un debate con el Parlamento Europeo, una cita que no llegará hasta finales de verano, La idea es congelar entre 1.100 y 1.300 millones de euros, pero si España y Portugal presentan un presupuesto creíble para 2017 esta medida quedaría sin efecto, algo que permitiría mantener la proporción correspondiente al gasto sanitario de estos fondos. 

Queda por tanto pendiente ver qué medidas exige la Comisión Europea para la rebaja del déficit, más allá de la anunciada subida del impuesto de Sociedades, que en el sector sanitario subirá como mínimo un 20%.