16 dic 2018 | Actualizado: 18:30

España deja ser el país que más antibióticos consume de toda Europa

Nuestro país abandona el dudoso honor de ser el Estado con mayor uso de estos fármacos

España deja ser el país que más antibióticos consume de toda Europa
jue 15 noviembre 2018. 17.00H
España es el segundo país europeo que más antibióticos consume por cada 1.000 habitantes. Así lo pone de manifiesto el último informe de la Comisión Europea con motivo del Día Europeo para el Uso Prudente de Antibióticos.

A lo largo de 2017, nuestro país consumió una media de 32 dosis diarias definidas por cada millar de población. Solo Chipre lo supera, con 33,6 dosis. Francia, Rumanía y Polonia completan este podio de dudoso honor.

La media europea en consumo de antibióticos es de 21,8 dosis. En los últimos cinco años no ha habido un cambio significativamente estadístico. Sin embargo, sí ha habido países que han mejorado sus cifras: Finlandia, Alemania, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Noruega, Suecia y Reino Unido han reducido de forma notable su consumo.


Reducción del consumo en la última década



Dos de cada tres europeos saben que los antibióticos no sirven frente a los resfriados


A nivel general, el consumo sí que se ha reducido en la última década dentro de la Unión Europea. En 2009, la proporción de gente que había tomado antibióticos en el último año era del 40 por ciento; en 2017 se redujo hasta el 32 por ciento.

A nivel hospitalario, el país que más usa antimicrobianos es, con diferencia, Malta. Es el único Estado que supera las 3 dosis por 1.000 habitantes y día. España está en octavo lugar, ligeramente por encima de la media europea con algo más de 2 dosis.

Los datos de la Unión Europea indican que el 20 por ciento de la población usó antibióticos para gripes y resfriados, y el 7 por ciento lo hizo sin prescripción médica. Dos de cada tres europeos saben que no sirven frente a los resfriados, proporción que baja al 43 por ciento cuando se les pregunta por su eficacia para combatir los virus. Cada año se producen 33.000 muertes en el continente por la resistencia a antimicrobianos.

El año pasado se adoptó un plan global en la UE para hacer frente a resistencias, en la que se pretenden reforzar los aspectos relativos a animales. En 2022 no se podrá usar antibióticos para fomentar el crecimiento en la ganadería, ni se utilizarán de forma preventiva frente a enfermedades.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.