15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

EPA: la sanidad española manda al paro a 8.500 mujeres en tres meses

Los últimos datos del INE desgranan que el sector ha destruido 2.000 puestos de trabajo a jornada completa

En el mes de marzo había 789.800 mujeres empleadas.
EPA: la sanidad española manda al paro a 8.500 mujeres en tres meses
jue 26 abril 2018. 11.20H
I. P. Nova
El paro en el sector de las actividades sanitarias se ha cebado con las mujeres durante el primer trimestre de 2018. Por lo menos así lo demuestra el último informe estadístico del Instituto Nacional de Estadística (INE) en su Encuesta de Población Activa (EPA) que desgrana que, pese a la campaña de Semana Santa donde, por sustituciones, se suelen recoger buenos resultados, el empleo sanitario perdió 8.600 mujeres.

Tal y como se desgrana del informe estadístico comparativo con el último trimestre de 2017, los servicios sanitarios han pasado de tener empleadas a 798.400 mujeres en diciembre, a 789.800 al concluir el mes de marzo.

El número de mujeres ocupadas en este sector lleva descendiendo desde el tercer trimestre de 2017 cuando alcanzó las 820.100 trabajadoras. Un decremento que también se equipara con los datos globales ya que, en septiembre de 2017, se registraban 1.071.500 empleados en el sector sanitario.

El descenso de empleadas del sector se repite desde el tercer trimestre del 2017



Ahora, al finalizar el mes de marzo, el recuento total ha sido de un engrose de las listas del paro de 4.500 personas, todas ellas mujeres, al contrarrestar los malos datos femeninos con los de los hombres.

Y es que, este 'batacazo' con género contrasta con el número de ocupados hombres. Este trimestre se ha cerrado con 281.700 ocupados masculinos, lo que supone 4.000 empleados más que a finales diciembre de 2017 cuando había 277.700 trabajadores en las áreas sanitarias.


Se destruye empleo fijo a cambio de jornadas parciales

En lo referido al tipo de jornada, las actividades sanitarias y de servicios sociales (que no incluyen únicamente los trabajos médicos), ha reducido el número de empleados en jornada completa mientras que aumentaban los de tiempo parcial.

De esta forma, la tabla estadística presentada por el INE afirma que, de los 1.310.900 ocupados a jornada completa que se registraron en diciembre, marzo ha pasado a ocupar a 1.308.800 personas.

Pero, mientras que los ocupados a jornada completa perdían casi 2.000 personas, las de tiempo parcial subían. En estos tres últimos meses, han crecido en casi mil personas, pasando de ser 261.200 trabajadores parciales a 262.500 al finalizar marzo. De esta forma, se entiende que no sólo se ha destruido empleo en estos tres meses, sino que el poco que se ha creado correspondía a jornadas parciales. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.