Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El PSOE se marca 10 prioridades sanitarias de aquí a las generales de 2020

Los socialistas se marcan como prioridad la revocación del Real Decreto 16/2012 de cohesión y calidad del SNS

María Luisa Carcedo, secretaria de Sanidad y Consumo del PSOE.
El PSOE se marca 10 prioridades sanitarias de aquí a las generales de 2020
Pablo Rodríguez
Miguel Fernández de Vega
Jueves, 15 de febrero de 2018, a las 13:00
La calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) está en franco retroceso por culpa de la política de recortes del actual Gobierno, según ha manifestado María Luisa Carcedo, secretaria de Sanidad y Consumo del PSOE, en un encuentro informativo con periodistas que ha mantenido este jueves en la sede del partido en la calle Ferraz para presentar el decálogo de prioridades de la formación socialista en sanidad.

Para Carcedo, la medida más dañina que el actual Ejecutivo ha perpetrado contra la sanidad pública es el Real Decreto 16/2012 porque "cambia el concepto de protección a la salud y recupera el de titulares y beneficiarios, no hay derecho de ciudadanía, sino de aseguramiento", ha explicado la secretaria de Sanidad socialista, un "cambio radical" que supone la exclusión de determinados colectivos de algunas prestaciones sanitarias públicas. "Se trata de un contrasentido desde el punto de vista de la salud, un retroceso histórico, la mayor afrenta contra el SNS del Partido Popular", ha dicho.

Por ello, la primera prioridad que se han marcado en su decálogo es que la protección de la salud sea elevada a Derecho Fundamental en una hipotética reforma de la Constitución, puesto que los socialistas aspiran a la "recuperación de la universalidad" en sanidad. Para ello, proponen una reforma del artículo 135 y de la financiación autonómica que asegure una financiación suficiente para que, en ningún caso, el gasto del PIB en sanidad "baje del 7 por ciento".

"La salud no sólo depende de tener un centro de salud, sino de políticas sanitarias, de cómo tratas a los empleados y cómo estos afrontan su trabajo"



Y es que, explica Carcedo, "la salud no sólo depende de tener un centro de salud, sino de políticas sanitarias, de cómo tratas a los empleados y de cómo estos afrontan su trabajo", para lo que considera fundamental acabar con la precariedad en el sector y destaca el carácter "fundamental" que en este equilibrio de variables juega la gestión pública, que es "la que tiene que llevar el timón, aunque haya colaboraciones con la privada".

Aumento del gasto en sanidad privada

En cuanto a la relación del actual Ejecutivo con la sanidad privada, Carcedo ha explicado que "estamos acudiendo a una dinámica de mercantilización del estado del bienestar", porque el sector sanitario es uno de los "más golosos".

"Quieren hacernos creer que la privada gestiona mejor la sanidad que lo público, y lo están diciendo quienes precisamente gestionan lo público; esa es una de las variables que está socavando al SNS", ha subrayado la socialista, quien señala, en referencia al Consejo Asesor de Sanidad que tuvo lugar este miércoles, que "sólo hay que ver de quién se rodea (la ministra) para ver su orientación".

Para reforzar esta afirmación, la secretaria de Sanidad del PSOE se ha escudado en las estadísticas del Ministerio de Sanidad en gasto sanitario, donde se refleja un aumento de cinco puntos en el desembolso público en la sanidad privada de 2010 a 2014, una tendencia que considera "una bestialidad" y que, lejos de remitir, sigue en aumento.

"Jamás se ha demostrado que la gestión privada sea más eficiente que la pública. Es más, el cúmulo de conocimientos que ha atesorado la pública en todos estos años es un potencial que no se puede menospreciar ni desaprovechar", ha defendido.

Las subastas de fármacos, nacionales

En cuanto al acuerdo marco de medicamentos, Carcedo ha señalado que se trata de un sistema útil para las comunidades autónomas grandes, pero muy complicado para las más pequeñas. Por ello, ha defendido que una subasta de fármacos nacional sería una medida eficaz para que, con posterioridad, "cada autonomía tirara de ese precio acordado".

No obstante, para la socialista esta no es la única solución para facilitar el acceso a los medicamentos por parte de los ciudadanos. Otra de las medidas que propone es retomar el uso de los genéricos y hacer un control del precio y el desarrollo de nuevos medicamentos a nivel europeo, pues "el problema de los medicamentos trasciende las fronteras nacionales", ha afirmado.

Además, también ha incidido en la necesidad de que se haga un mayor control en la autorización de nuevos medicamentos "que supongan una escasa mejora terapéutica y tengan un precio desorbitado".

Apoyo a la manifestación médica del 21M

Otro de los puntos destacados del decálogo de prioridades es la estrategia de alianzas con los profesionales del sector en defensa de la sanidad pública. En este sentido, Carcedo se ha mostrado a favor de la manifestación que los médicos convocaron este miércoles para el próximo 21 de marzo y de alguna de las reivindicaciones de los facultativos.

"Actualmente tenemos entre 10.000 y 11.000 profesionales médicos menos de los que deberíamos, lo que supone un sobrepeso en la carga de estos sanitarios, que además tienen una pérdida de poder adquisitivo. Hay una dotación de personal insuficiente, no hay renovación suficiente de bajas, y esto es algo que debería estar liderando el Ministerio de Sanidad y no lo hace", ha explicado la secretaria de Sanidad del PSOE para justificar el apoyo de los socialistas a la movilización.