Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El Gobierno regula y fiscaliza la 'droga zombie' y el Fenazepam

Sanidad incluye la alfa-pirrolidinovalerofenona y el Fenazepam en la lista de sustancias y preparados psicotrópicos.

Una dosis de Flakka -también conocida como 'sales de baño'- puede provocar la muerte.
El Gobierno regula y fiscaliza la 'droga zombie' y el Fenazepam
Redacción
Miércoles, 08 de noviembre de 2017, a las 11:15
El Ministerio de Sanidad ha incluido la conocida como 'droga zombie' o 'Flakka' (alpha-pirrolidinovalerofenona) y el Fenazepam (un tipo de marihuana sintética) en su lista de sustancias y preparados medicinales psicotrópicos que requieren de regulación, fiscalización e inspección en su fabricación, distribución, prescripción y dispensación, tal y como se ha publicado este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Para ello, se ha modificado el anexo I del Real Decreto 2829/1977, en el que se han incorporado las dos sustancias que la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas ya había incluido en 2016 en su Convenio sobre Sustancias Psicotrópicas.

La sustancia conocida como 'droga zombiie' es un estimulante sintético del tipo catinona desarrollado en los años 60 y que actualmente se comercializa en el mercado negro como droga de diseño tan potente que una mínima dosis puede causar desde alteraciones en el corazón, hasta agresividad, psicosis o la muerte.

"Atendiendo a los riesgos sanitarios que plantea el consumo de α-PVP [...] y de que carecen de utilidad terapéutica establecida o reconocida, es necesario aplicar a estas sustancias unas medidas de control proporcionales a los riesgos que generan para la salud", se explica en el boletín.

El Fenazepam, una droga soviética para uso hospitalario

Por su parte, el Fenazepam es una benzodiacepina que se desarrolló en la Unión Soviética en 1974 y que se sigue produciendo en Rusia y algunas las repúblicas exsoviéticas. A pesar de sus efectos psicotrópicos, en la actualidad se utiliza en el tratamiento de ciertos trastornos neurológicos (epilepsia, síndrome de abstinencia o insomnio) y  se puede utilizar como medicación previa a la cirugía, ya que aumenta los efectos de los anestésicos y reduce la ansiedad.

"Teniendo en cuenta el riesgo que para la salud pública y la sociedad supone el uso indebido de Fenazepam y que sus efectos son similares a los de otras sustancias psicotrópicas fiscalizadas, es necesario controlar la sustancia Fenazepam, aplicando unas medidas de control proporcionales a los riesgos que genera para la salud", recoge el BOE, que recuerda que "actualmente, no existen medicamentos autorizados en España que contengan ninguna de estas sustancias en su composición".