La atención presencial será la predominante y un tercio de consultas de carácter "más protocolario" serán a distancia

El Covid asienta a la sanidad sobre un modelo mixto de consulta en Primaria
Un profesional sanitario hablando por teléfono con un paciente.


28 may 2021. 12.00H
SE LEE EN 4 minutos
El modelo mixto de consulta en Atención Primaria toma enteros entre las comunidades autónomas. Tras el fin del estado de alarma se ha ido recuperando la presencialidad en la medida de lo posible al mismo tiempo que se mantenía la atención telefónica y, según ha podido saber Redacción Médica, el futuro pasa por implantar un modelo mixto.

Las fuentes consultadas por este diario apuntan a un modelo donde el protagonismo sea para las consultas presenciales, que atenderían los casos más complejos y representarían alrededor del 80 por ciento del total de las consultas. Mientras que un tercio de las consultas se despacharían de forma no presencial.

“La atención no presencial se mantendrá para aquellos motivos de atención que se puedan resolver por esta vía, lo que se estima representa alrededor de un tercio. El Plan se presentará próximamente a las direcciones asistenciales de la Gerencia”, apuntan fuentes de la Comunidad de Madrid, quien ya ha presentado un plan para llegar al 60 por ciento de presencialidad.

En el mismo sentido se muestran desde Murcia: “Se está trabajando sobre la base de que solo un 10 por ciento de las consultas sean telefónicas y que se usen para consultas más burocráticas. En el caso de la atención hospitalaria, la consulta telefónica se limitará a segundas consultas donde no sea necesario que el paciente se desplace”.

Este porcentaje sube al 40 por ciento en Galicia, donde su plan de descalada para la Atención Primaria ha generado un gran revuelo. "El porcentaje corresponde a aquellos procesos en los que la atención telefónica demostró su beneficio frente a la presencial, incluyendo todos aquellos procesos de solicitud de consulta para otras categorías profesionales, renovación común de recetas, comunicación de resultados de pruebas etc", comentan.

¿Quién decide si la consulta es presencial?


En este aspecto las comunidades autónomas están barajando dos tipos de modelos que pasan por poner la toma de decisión en el paciente o en el profesional. En el modelo mixto extremeño serán los centros de salud quienes mantendrán el filtro telefónico tras la pandemia. “El nuevo sistema de gestión dará citas presenciales o no presenciales en función del motivo de la demanda. La atención telemática seguirá para resultados de pruebas, controles y las consultas administrativas”, comentan.

En Andalucía, que tiene menos avanzado el diseño del nuevo modelo, aseguran que siempre que el médico lo considere la cita será consulta presencial. Una discriminación de consultas telefónicas que tanto Navarrra como Castilla-La Mancha apuestan por perfeccionar de cara a su implantación definitiva

Por el contrario, en Asturias apuntan hacia un modelo “a demanda” por el cual el paciente será el que decida si quiere ir presencialmente o no. “El máximo de citas por día y médico son 43, 32 de las cuales son presenciales o telefónicas, y 18 son consultas presenciales”, detallan. En Baleares, donde se pretende que en las agendas de cada facultativo haya al menos un 60 por ciento de consultas presenciales y un 80 por ciento en las de enfermería, también se dejará poder de decisión al usuario. Al igual que en la Comunidad Valenciana, que dejará decidir al ciudadano si se trata de una consulta para Primaria.

¿Cuáles son las bondades de la atención no presencial? 


Si en algo coinciden todas las autonomías es en resaltar las bondades de este sistema implantado a marchar forzadas por la pandemia y que se quedará una vez esta termine. Varias fuentes sanitarias opinan que las consultas telefónicas han demostrado su utilidad, ofreciendo ventajas en algunas modalidades de prestación de servicio, y además, sigue siendo necesaria para el seguimiento de casos y contactos originados por el Covid-19.

Está atención no presencial será principalmente por vía telefónica, pero también en la hoja de ruta de varias comunidades autónomas también aparece la teleconsulta. Una modalidad menos implantada y que se estudia para desarrollar en el futuro dado que ofrece otras ventajas.

Por su parte Canarias y La Rioja están valorando la opción de incluir la atención no presencial, pero por el momento han recuperado una actividad 100 por cien presencial. Al cierre de esta edición, Cataluña, País Vasco y Cantabria no han detallado cual es su plan de presencialidad en Primaria.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.