Quienes lo logren serán bonificados a través del complemento de productividad variable

Los médicos cobrarán más si aumentan la presencialidad en las consultas
Julio García Comesaña, consellero de Sanidade.


04 may 2021. 18.20H
SE LEE EN 4 minutos
La Conselleria de Sanidade trabaja en el diseño de un plan que ‘premiará’ a los médicos y pediatras de Atención Primaria que consigan que al menos el 60 por ciento de las consultas sean presenciales y que no tarden en darse más de cuatro días. En la actualidad, y debido en parte al impacto que ha tenido la pandemia del Covid-19 en el Servicio Gallego de Salud (Sergas), las citas pueden demorarse por semanas y la mayoría de ellas, con la finalidad de garantizar la seguridad de los pacientes, son telefónicas.

Como cada año, desde el Sergas se establecen los Acuerdos de Gestión, que fueron presentados, en el mes de febrero, a los equipos directivos de cada área sanitario, y en donde se establecen ambos objetivos. Este año, los acuerdos contemplan, como parte del plan de recuperación y plan de desescalada de Atención Primaria, una atención presencial del 60 por ciento.Este porcentaje está basado "en la experiencia previa y en los datos del año 2020", según explican fuentes de la Conselleria a Redacción Médica.


Complemento de productividad


Los Acuerdos de Gestión establecen los criterios por los cuales un profesional cobrará y en qué condiciones el plus de productividad variable. De este modo, quienes logren los citados objetivos lograrán la percepción de este plus.

Durante este año la atención telefónica, que fue la protagonista, "demostró su utilidad en la solución a muchas de las consultas que anteriormente eran puramente presenciales". El porcentaje del 40 por ciento de atención telefónica corresponde la aquellos procesos en los que la atención telefónica "demostró su beneficio frente a la presencial, incluyendo todos aquellos procesos de solicitud de consulta para otras categorías profesionales, renovación común de recetas, comunicación de resultados de pruebas etc"; insiste Sanidade.

En este nivel asistencial, la Xunta de Galicia puso en marcha, en la pasada legislatura, el Plan Gallego de Atención Primaria 2019-2021. Durante la pandemia, la Consellería de Sanidad no detuvo el desarrollo y seguimiento del Plan, una hoja de ruta que responde a la necesidad de modificar las formas de trabajo y de organización, así como avanzar en la mejora y optimización de los recursos.


Presencialidad con seguridad


No obstante, Isidro Lago, presidente del Consejo de Colegios Médicos de Galicia, advierte de que estos objetivos pueden no ser asumibles en igualdad de condiciones para todos los profesionales del Sergas dado que “no todos cuentan con las condiciones en el ambulatorio o centro hospitalario para aumentar la presencialidad con seguridad” en el actual escenario de pandemia.

“Hay sitios en los que se puede y en los que no se puede”, por eso, explica, algunos profesionales superan con creces el 60 por ciento de la presencialidad en la actualidad y otros ni se acercan. En este sentido, hay que tener en cuenta que los centros sanitarios urbanos, al estar circunscritos en espacios con mayor densidad de población, presentan mayores dificultades a la hora de garantizar la seguridad necesaria para pasar citas en consulta.

La finalidad última de esta propuesta no es otra que “recuperar poco a poco la normalidad, volver a la presencialidad sin abandonar la consulta telefónica”, según argumenta el director general de Asistencia Sanitaria del Sergas, Jorge Aboal, a la prensa local. Antes de la pandemia de Covid-19, el 80 por ciento de las consultas de atención primaria eran presenciales.


Enfado entre los médicos del Sergas


Esta orden propuesta por el Sergas ha suscitado el enfado entre los médicos del Sergas, según traslada a este diario Javier González, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Galicia. También ha tildado el anuncio del Sergas como de "publirreportaje" cuya finalidad es descargar en los profesionales sanitarios la responsabilidad última de aumentar la presencialidad en la sanidad gallega.

González concide con Lago en que muchos de los centros sanitarios de Galicia no cuentan con los recursos humanos e infraesctructuras suficientes para aumentar la presencialidad con seguridad. Además, subrayada que las cosnultas telefónicas también requieren tiempo, y que no por pasar consulta de menara presencial se va a multiplicar el tiempo para atender pacientes. Esta medida, asegura, es un "golpe bajo" a los profesionales sanitarios.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.