El coronavirus aumenta el riesgo de enfermedad tromboembólica tras el parto

La SEGO recomienda prescribir heparina de bajo peso molecular a todas las mujeres en el puerperio

El coronavirus aumenta el riesgo de enfermedad tromboembólica tras el parto
mié 08 abril 2020. 11.35H
La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) se ha posicionado sobre la profilaxis ante el desarrollo de la enfermedad tromboembólica en el puerperio de pacientes Covid-19. Su conclusión es que, ante la dificultad de vincular una prescripción concreta solo al grupo de gestantes con el coronavirus con los niveles de Dímero D altos, se recomienda prescribir heparina de bajo peso molecular (HBPM) a todas, ya que la existencia de sus efectos secundarios es baja. El posicionamiento, explica la Junta Directiva de la Sección de Medicina Perinatal, está basado en un consenso de expertos.

En un comunicado a los socios, la sociedad científica SEGO señala que les han llegado consultas sobre la posibilidad de pautar HPBM en pacientes que han dado a luz con Covid-19 dada la existencia de eventos tromboembólicos que se han dado en algunas pacientes en España. 


"Se ha objetivado un incremento en los niveles de Dímero D en gestantes con esta patología"


"Considerando que hablamos de una enfermedad de la que aún desconocemos las manifestaciones fisiopatológicas secundarias a la infección por coronavirus, y que no existe evidencia alguna en la literatura, por lo novedoso de la enfermedad, hemos realizado un consenso entre varios centros hospitalarios de España con experiencia en esta enfermedad", explican.

"Es cierto -prosiguen- que se ha objetivado un incremento en los niveles de Dímero D en gestantes con esta patología, pero vincular la prescripción de HBPM solo al grupo de gestantes con este incremento es complicado, por la importante variabilidad fisiológica de sus niveles en el embarzo". 

Por tanto, y dado los pocos efectos secundarios del uso de esta heparina en la gestación y puerperio, la SEGO consdiera "adecuado considerar la infección de Covid-19 como un factor de riesgo para la enfermedad tromboembólica en el puerperio". 


Recomendaciones de la SEGO sobre la profilaxis


• La SEGO recomienda la prescripción de HBPM a dosis profilácticas durante las dos semanas siguientes al parto o cesárea en pacientes de bajo riesgo de enfermedad tromboembólica. Estas dos semanas, señalan, darían cobertura a las dos semanas de actividad de la enfermedad en el escenario más desfavorable de la positividad en el mismo día del parto.

• En pacientes con algún factor de riesgo aislado de enfermedad tromboembólica, aconsejan considerar la infeccion de Covid-19 como un escalón más de riesgo y, por tanto, indican la administración de HBPM durante seis semanas tras el parto.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.