Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 15:40
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El ciclo completo de tratamiento antibiótico hace más mal que bien

Un artículo del 'BMJ' advierte de que completar la terapia aunque el paciente se sienta mejor puede generar resistencias

El ciclo completo de tratamiento antibiótico hace más mal que bien
Redacción
Jueves, 27 de julio de 2017, a las 11:00
Un artículo publicado en el British Medical Journal (BMJ) pone en duda una de las bases de la terapia con antibióticos. Ha sido un mantra repetido a todos los niveles, desde los especialistas hasta la propia Organización Mundial de la Salud: es necesario completar el ciclo de tratamiento aunque el paciente se sienta mejor porque abandonarlo antes de tiempo puede generar resistencias. Ahora resulta que puede ser todo lo contrario.

El texto, que tiene como primer firmante a  Martin Llewelyn, profesor de Enfermedades Infecciosas en la Brighton and Sussex Medical School (Reino Unido), afirma que esta frase no está basada en evidencia científica alguna, mientras que sí está demostrado que tomar antibióticos durante más tiempo del necesario genera resistencia a los mismos.


Es una carga de profundidad hacia el concepto de la adherencia


“Históricamente, los ciclos de tratamiento de antibióticos han estado conducidos por el temor al infratratamiento, con menos preocupación hacia su abuso”, explica Llewelyn. “Para muchas indicaciones, las duraciones recomendadas han disminuido a medida que se ha generado evidencia de resultados clínicos similares con ciclos más cortos”.

Se trata de una carga de profundidad hacia un concepto muy arraigado en el inconsciente sanitario: el de la adherencia a los tratamientos para optimizar los resultados. Los autores del texto consideran que hablar de ‘ciclo’ ignora el hecho de que los pacientes responden de forma distinta al mismo antibiótico, y que si desde el hospital esto está empezando a cambiar gracias al uso de biomarcadores de respuesta, fuera de éste debería de aconsejarse a los pacientes que finalizaran el tratamiento cuando se sintieran mejor.

Llewelyn y sus asociados piden a legisladores, educadores y médicos de cabecera que dejen de apoyar la premisa de que es necesario completar el ciclo del tratamiento antibiótico. En un momento en que las resistencias antimicrobianas están en el primer plano de las estrategias de salud mundial, cambiar el chip sobre la duración necesaria de la terapia antibiótica puede ser tan difícil como necesario.