Mientras que algunos territorios registraron 10 'picos' de fallecidos entre 2020 y 2021, otras solo contabilizaron uno

Diferencia de hasta 9 olas de mortalidad 'extra' entre CCAA en la pandemia


20 ene 2022. 09.00H
SE LEE EN 3 minutos
España se enfrenta en estos momentos a la sexta ola de contagios. Sin embargo, según las cifras de mortalidad, serían nueve los periodos de exceso registrados a nivel nacional desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020, según datos del Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo). 

El último informe MoMo, correspondiente a principios de enero, no hace sino constatar la gran disparidad que existe entre comunidades autónomas cuando se trata de fallecimientos esperados. Dependiendo del código postal, las diferencias pueden alcanzar hasta nueve olas de mortalidad

Con diez 'picos' contabilizados entre 2020 y 2021, País Vasco es el territorio con mayor número de periodos de exceso de fallecimientos, uno más que la media nacional. Según el documento, el más notorio fue el registrado entre el 15 de marzo y el 2 de mayo del denominado año covid con un exceso superio al 56 por ciento y 1.613 muertes imprevistas. El último se produjo en octubre del año pasado, cuando la comunidad volvía a alcanzar porcentajes similares a noviembre de 2020. 

Justo por detrás se encuentra la Comunidad Valenciana, cuyo número de oleadas coincide con la media. A diferencia de País Vasco, la mayor cifra de fallecimientos no esperados se concentró en diciembre de 2020, con 4.446 muertes en exceso. 

Cataluña también se sitúa entre los territorios con más periodos de mortalidad, con nueve oleadas estimadas, y una de las que mayor cifra de fallecidos contabilizó durante la primera fase de la pandemia, en la que se produjo una diferencia de hasta 11.991 muertes entre las defunciones observadas y las previstas. 

La mayor parte de comunidades enfrentaron un total de seis periodos de exceso de mortalidad en los últimos dos años. Estas son Andalucía, Baleares, Castilla y León, Extremadura, Navarra y Comunidad de Madrid. Esta última fue la región que más decesos adicionales contabilizó en la primera ola, al sumar 16.285 fallecimientos inesperados mientras que en Navarra se produjo la oleada más reciente, comprendida entre el 28 de diciembre y el 3 de enero, coincidiendo con las frchas navideñas. 


Cantabria, única comunidad con un solo pico de mortalidad 


Por su parte, Aragón, Castilla-La Mancha y Murcia fijan en cinco los 'picos' de fallecidos durante la pandemia, mientras que Asturias y Cantabria estiman un total de cuatro. 

Galicia y La Rioja son, junto con Ceuta, tres de los territorios que menos exceso de defunciones sufrieron desde la llegada del virus, con dos oleadas de fallecidos cada una. Sin embargo, en términos de mortalidad, la que menos fallecimientos imprevistos ha sumado al cómputo total ha sido Cantabria, donde, según el informe MoMo, solo se ha producido un repunte reseñable entre el 30 de marzo y el 3 de abril de 2020. 

En todas las comunidades estudiadas, el exceso de mortalidad se concentra en los grupos de edad de mayores de 74 y entre 65 y 74 años, si bien las actualizaciones de las últimas dos semanas indican también un exceso de mortalidad en España a nivel nacional concentrado fundamentalmente en los mayores de 64 años. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.