Ocho países europeos ya han paralizado la vacunación tras los casos de trombosis detectados en Austria

Las autonomías no dejarán de usar la vacuna de AZ salvo orden de la Aemps
Carolina Darias, ministra de Sanidad, y Miquel Iceta, ministro de Política Territorial, presidiendo el Consejo Interterritorial.


11 mar 2021. 19.20H
SE LEE EN 4 minutos
Ocho países europeos han suspendido la vacunación de AstraZeneca tras los eventos trombóticos reportados en Austria, después de la administración de la vacuna contra el Covid-19, es el caso de Noruega, Islandia, Austria, Estonia, Lituania, Letonia y Luxemburgo, mientras que Italia ha paralizado una partida tras el fallecimiento de dos personas. Una situación que ha puesto en alerta a España, aunque según fuentes autonómicas, consultadas por Redacción Médica, en ninguna comunidad se ha registrado un evento adverso destacado entre los vacunados con estas dosis. 

Tal es así que, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha afirmado que "no hay evidencias de que la vacuna haya sido la causa de los trombos" y aunque se considera "poco probable", se está investigando si pudiese existir algún problema de calidad con el lote ABV5300 distribuido en 17 países de la UE, incluido en España. La fecha de distribución del lote en España ha sido el 12 de febrero, habiéndose recibido y distribuido 228.000 dosis.


Las CCAA no niegan sus inquietudes con respecto a las últimas noticias referidas a los síntomas adversos producidos por la vacuna de AstraZeneca


Por el momento, según ha podido confirmar este diario, ninguna comunidad autónoma ha reportado casos similares a los detectados en Austria, "tan solo síntomas leves, como cefaleas". Por ejemplo, voces de Andalucía, Aragón, Baleares, Canarias, Cantabria, Comunidad Valenciana o Castilla-La Mancha, entre otras, expresan a Redacción Médica que la vacunación con las dosis de AstraZeneca se está produciendo "con plena normalidad" y descartan a esta hora suspender la vacunación con las vacunas procedentes de este lote.

Sin embargo, según avanza La Nueva España, Asturias habría paralizado un lote de vacunas de AstraZeneca en Arriondas, a la espera de que se estudien sus efectos secundarios. Al ser preguntados por este asunto a la Consejería de Salud asturiana, al cierre de esta edición, no se han pronunciado al respecto. 

Pese a ello, estas mismas fuentes autonómicas no niegan sus inquietudes con respecto a las últimas noticias referidas a los síntomas adversos producidos por la vacuna de AstraZeneca, por lo que instan al Ministerio de Sanidad a actualizar los detalles sobre estos síntomas en el Consejo Interterritorial del próximo miércoles. "Será ahí cuando debatamos si debemos suspender cautelarmente la administración de este lote", destacan estas fuentes, que ponen de relieve el visto bueno que la propia Aemps y la Agencia Europea del Medicamento (EMA) han hecho en la tarde de este jueves sobre la vacuna de AstraZeneca. 

Además, la Aemps ha asegurado que hasta el momento "no se ha registrado en España ningún acontecimiento adverso relevante" del tipo de los que se han notificado en Austria con la vacuna de AstraZeneca, y añade que todos los acontecimientos relacionados con alteraciones en la coagulación se revisan mensualmente en el Comité para la Evaluación de Riesgos Europeo de la Agencia Europea de Medicamentos (PRAC).

Datos tromboembólicos en España


Los datos disponibles indican que los acontecimientos tromboembólicos notificados tras la administración de la vacuna de AstraZeneca no suponen un número mayor que los esperados en la población general. Hasta el momento se han notificado 22 casos de este tipo de acontecimientos en la UE en el contexto de tres millones de personas vacunadas. La evaluación preliminar no indica una relación de la vacuna con los acontecimientos notificados.

La vacunación no reduce otros problemas de salud diferentes a los causados por el Covid-19, por lo que durante la campaña de vacunación es esperable que sigan ocurriendo acontecimientos adversos graves, en ocasiones en estrecha asociación temporal con la administración de la vacuna. En este sentido, se estima que en España, en 2018, se produjeron 11 ingresos hospitalarios por cada 100.000 habitantes de 35 a 39 años por embolismo pulmonar. Esta cifra se incrementa a 82 casos por cada 100.000 personas de 65 a 69 años y es mayor en personas de edad más avanzada. La incidencia anual de tromboembolismo pulmonar se estima entre 70 y 113 casos por cada 100.000 personas de cualquier edad.




Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.