Un estudio publica el caso de una mujer con malestar tras haber recibido el fármaco

Trombosis con vacuna Covid de Janssen: análisis de un caso y su tratamiento
Vacuna Covid-19.


15 abr 2021. 11.40H
SE LEE EN 4 minutos
Una nueva investigación, impulsada por la Sociedad Médica de Massachusetts y publicada en The New England Journal of Medicine, arroja nueva luz sobre el posible vínculo entre la administración de las vacunas Covid-19 de Janssen y los casos de trombosis detectados en las últimas semanas. En concreto, los investigadores han señalado que la “rara aparición” de trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunas podría estar relacionada con los sueros de vectores adenovirales.

A diferencia de las vacunas Pfizer – BioNTech y Moderna, que están basadas en ARN mensajero, los sueros de Astrazeneca y Janssen son vacunas de ADN basadas en vectores de adenovirus no replicantes. Ambas vacunas emplean la misma tecnología, al igual que la rusa Sputnik.

En esta ocasión, el equipo de trabajo se ha centrado un caso de trombosis extensa asociada a trombocitopenia severa y coagulación intravascular diseminada que se asemejaba a trombocitopenia autoinmune inducida por heparina 3 en un paciente que había recibido la vacuna Janssen de Johnson & Johnson, un vector de adenovirus recombinante serotipo 26 que codifica la glicoproteína de pico de SARS-CoV-2.

En concreto, se trata de mujer de 48 años que se presentó al servicio de urgencias con una historia de tres días de malestar y dolor abdominal. La evaluación inicial en otro hospital mostró anemia leve y trombocitopenia grave. Además, un frotis de sangre periférica confirmó una marcada reducción en el recuento de plaquetas con esquistocitos ocasionales. 

La paciente fue trasladada y se inició la administración de heparina no fraccionada, pero a pesar de este tratamiento, presentó trombosis progresiva con ictus hemorrágico evidente en la resonancia magnética y en la venografía por resonancia magnética del cerebro. La angiografía por TC repetida mostró un nuevo trombo que afectaba las venas hepática y esplénica derechas.

En una investigación adicional, se observó que el paciente, una mujer de 48 años, había recibido la vacuna de Janssen días antes de la aparición de los síntomas. La prueba de detección de anticuerpos frente al factor plaquetario 4 (PF4) fue negativa, pero, sin embargo, el resultado del ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas para anticuerpos contra el polianión PF4 fue "fuertemente positivo" (2.550 unidades de densidad óptica [límite superior del rango normal, ≤0.399).

Los expertos señalan que la heparina se cambió a argatroban y que también recibió inmunoglobulina intravenosa a una dosis de 1 g por kilogramo de peso corporal ideal durante dos días. Este tratamiento fue seguido por un aumento en el recuento de plaquetas de 30.000 a 145.000 durante un período de cinco días. El paciente seguía gravemente enfermo en el momento de este informe.


Más evidencias de 'vínculo' entre vacunas Covid de vectores adenovirales y trombos


Desde que se produjeran los primeros casos extraños, se han acumulado más evidencias y son muchos los expertos que relacionan a los adenovirus modificados en los que se basan estos sueros con los episodios de trombosis. Tanto es así que, en un estudio reciente, el investigador de la Universidad de Greifswald (Alemania) Andreas Greinacher encontró una explicación al raro síndrome encontrado en personas vacunadas con Astrazeneca.

En concreto, el médico, que ha dedicado buena parte de su carrera a estudiar la trombocitopenia inducida por heparina (TIH), apuntó que la trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por la vacuna se asoció con anticuerpos IgG que reconocen el PF4 y activan las plaquetas a través de sus receptores Fcγ. La inhibición de la activación plaquetaria por la inmunoglobulina intravenosa fue paralela a su eficacia en el tratamiento de la trombocitopenia autoinmune inducida por heparina. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.