Covid: el tratamiento de plasma reduce "a catarros" el 61% de casos graves

Un ensayo clínico muestra que la terapia es efectiva si se administra en los primeros días de la enfermedad

El investigador Fernando Polack.
Covid: el tratamiento de plasma reduce "a catarros" el 61% de casos graves
jue 07 enero 2021. 13.45H
El estudio 'Evaluación de eficacia de la administración de plasma de convaleciente en forma temprana contra el Covid-19 en adultos mayores', y cuyos resultados se han publicado en The New England Medical Journal, muestra que la administración del plasma de supervivientes al Covid tuvo una eficacia del 61 por ciento a la hora de evitar la enfermedad grave en pacientes adultos de más de 65 años. Se trata de uno de los proyectos sobre tratamientos eficaces del nuevo coronavirus más importantes en Amércia Latina

Los investigadores utilizaron el plasma de supervivientes en adultos mayores al principio de la enfermedad. Así, vieron que "la administración de plasma con títulos altos de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 a pacientes infectados dentro de las 72 horas posteriores al inicio de los síntomas redujo el riesgo de progresión a enfermedad respiratoria grave en un 48 por ciento", aseguran los investigadores.

DIRECTO | Última hora y novedades del coronavirus Covid-19

"Aunque nuestro ensayo carecía del poder estadístico para discernir los resultados a largo plazo, el grupo de plasma pareció tener mejores resultados que el grupo de placebo con respecto a todos los puntos finales secundarios. Nuestros hallazgos subrayan la necesidad de volver al enfoque clásico de tratamiento temprano de infecciones virales agudas y definen objetivos de IgG que facilitan la selección de donantes", apuntan. 

El ensayo también mostró que el efecto de IgG dependía de la dosis en las infusiones de plasma. El plasma con un a proporción de IgG de 1:3200 o más redujo el riesgo de enfermedad respiratoria grave en un 73 por ciento. "Los 'superdonantes' con títulos de IgG de 1:12.800 o más y quizás personas inmunizadas podrían contribuir a construir un arsenal terapéutico en el futuro", afirman los autores en el estudio. 

Entre los donantes de plasma del ensayo, el 71 por ciento de los que tenían títulos de 1:3200 o más habían sido hospitalizados. "Dado que los títulos altos de IgG pueden mantenerse durante meses, los pacientes hospitalizados con títulos altos deben identificarse para futuras donaciones de plasma", aseguran. 

Una intervención sencilla que puede salvar vidas


El infectólogo argentino Fernando Polack, que dirige la Fundación Infant que ha llevado a cabo este ensayo, ya explicó el pasado mes de noviembre los resultados preliminares de su estudio, que permitió "transformar al coronavirus en un catarro". 


"Los resultados de la investigación fueron aún mejores en mayores de 75"


En una rueda de prensa que recogió, entre otros, el diario Clarín, indicó que el plasma se utiliza en una sola dosis. También funcionó en los pacientes con comorbilidades, ya que un alto porcentaje de estos tenían enfermedades preexistentes: un 30 por ciento eran diabéticos, un 75 por ciento hipertensos, y un 20 por ciento tenían enfermedades cardiovasculares.

"Los resultados de la investigación fueron aún mejores en mayores de 75, donde se alcanzó cerca del 70 por ciento de efectividad. El especialista explicó que los pacientes leves tienen que tener una buena saturación, ya que esees el requerimiento clave para que sean candidatos a recibir plasma, según este estudio", recogía el periódico argentino. 

"Esta intervención sencilla y económica puede reducir las demandas del sistema de atención de la salud y puede salvar vidas. Las infusiones tempranas de plasma de convelecientes pueden proporcionar un puente hacia la recuperación de los pacientes en riesgo hasta que las vacunas estén ampliamente disponibles", concluyen los investigadores. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.