Aunque probablemente no sea viable, la técnica se puede utilizar para rastrear brotes en residencias y otros edificios

El Covid-19 persiste hasta un mes después en el polvo de las habitaciones


18 abr 2021. 19.00H
SE LEE EN 2 minutos
Investigadores de la Universidad del Estado de Ohio han comprobado que el material genético del SARS-CoV-2 permanece en el polvo de las habitaciones de las personas que han estado infectadas hasta un mes después de que hayan superado el Covid-19.

Los científicos trabajaron conjuntamente con los equipos de limpieza de la residencia de la universidad, tomando muestras semanalmente en aquellas habitaciones donde se habían aislado estudiantes que dieron positivo. Examinaron el contenido de las bolsas de las aspiradoras y también tomaron muestras de la superficie de la habitación mediante hisopos.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

Así, detectaron material genético del virus en el 97 por ciento de las muestras de las bolsas, y en el 55 por ciento de las de superficies. Tras cuatro semanas, la presencia de ARN no había decaído en las muestras de las bolsas.

Por regla general, la cápside o envoltorio de los virus (donde se encuentran las espículas que se enganchan a las células huésped) se encontraba deteriorado, posiblemente por el uso de productos desinfectantes por parte de los equipos de limpieza.


Seguimiento de brotes de Covid-19 en edificios


Los autores de este estudio sobre la presencia del coronavirus en el polvo, publicado en la revista mSystems, consideran que estos hallazgos pueden servir como forma de hacer el seguimiento a los brotes de Covid-19 en edificios como residencias de ancianos, centros de salud, hospitales y oficinas.

Karen Dannemiller, profesora adjunta de Ingeniería Civil, Ambiental y Geodésica de la Universidad del Estado de Ohio y autora senior del artículo, señala que querían “demostrar que el polvo era complementario a las aguas residuales para la vigilancia” del virus.

La monitorización de aguas residuales ha servido para comprobar la expansión del virus en un municipio. Este método complementario podría utilizarse en entornos mucho más localizados.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.