Varias comunidades autónomas reconocen que en el caso de renunciar a la dosis luego existe un periodo de "repesca"

España no tiene un criterio común para pacientes que renuncian a la vacuna
Varios puntos de vacunación en el Instituto Ferial de Vigo (Ifevi), en Pontevedra, Galicia.


17 mar 2021. 15.05H
SE LEE EN 3 minutos
POR JESÚS MEDIAVILLA | LETICIA DEL OLMO
El porcentaje de personas que rechaza vacunarse contra el Covid-19 apenas roza el 2 por ciento en España. Sin embargo, en los últimos días el debate se ha puesto encima de la mesa ante el temor a los efectos adversos que puede suponer su inoculación, en concreto con el caso de la de Astrazeneca. De hecho, nuestro país ha suspendido 15 días su administración después del primer caso de una trombosis poco común.

DIRECTO | Siga aquí la evolución del coronavirus Covdi-19 en España

En este contexto, y aunque el rechazo a las vacunas sea algo residual ante las evidencias científicas de sus beneficios y seguridad, en el caso de que una persona no quiera vacunarse, existen varias opciones si en el futuro cambia de opinión y en base al lugar en el que resida. En líneas generales, podría volver a optar o ponerse la inyección, pero existen diferentes particularidades territoriales que se deben tener en cuenta.

En Andalucía, si un paciente no acude a la cita concertada, sobre todo en el caso de personas mayores y otros colectivos de riesgo, “se está haciendo una recapitulación” y volviendo a recitar para ofrecer una nueva oportunidad. En el caso de las Islas Canarias, los servicios de Salud Pública también hacen una “repesca” para estos casos, según indican fuentes oficiales a Redacción Médica.

En la Comunidad Valenciana hay procedimientos específicos para cada colectivo a los que ya se ha procedido a vacuna, como los cuerpos de seguridad o los docentes. “Cuando se comunica la voluntad de vacunarse (no sólo en caso de rechazo, sino de imposibilidad en el momento por cualquier causa (nuevas contrataciones, embarazadas…), Salud Pública valora dependiendo de cada situación y departamento de salud”. “En el caso de la población general, se establecerá el procedimiento en su momento”, sostienen voces desde la Consejería de Sanidad.

Solicitudes 


Mientras, en la Región de Murcia han optado por dos vías. Si su vacunación corresponde a un centro de salud, el paciente tiene que volver a solicitarlo aquí. Si su vacuna se administra en grupos citados de forma masiva, “tiene que comunicarlo a Salud Pública y se les vacunará”.

Por otro lado, comunidades como Aragón, Asturias, Islas Baleares, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha o Cataluña permiten a quienes hayan rechazado la vacuna volver a solicitar su inoculación si cambian de opinión en su centro de salud o a los servicios de Salud Pública. A priori, en estas regiones no se tratará de captar de manera activa a estos pacientes, sino que serán ellos quienes deberán solicitarlo.

En cualquier caso, no existen unos plazos establecidos para ser vacunado y todo dependerá de las listas de espera y el suministro de vacunas, pero siempre el ciudadano tendrá una segunda oportunidad. A fin de cuentas, desde las Consejerías de Sanidad se recuerda que la vacuna es un “bien social que cuida de la salud colectiva, más aún en momentos como los actuales"

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.