Coronavirus: solo una app en el móvil puede evitar aislamientos masivos

Un estudio publicado en la revista Science asegura que con este formato los aislamientos serán más controlados

Gráfico elaborado por los investigadores de Science.
Coronavirus: solo una app en el móvil puede evitar aislamientos masivos
dom 05 abril 2020. 11.00H
Un estudio recientemente publicado por la revista Science ha asegurado que el método ‘manual’ para rastrear contactos, necesarios para contener la epidemia del coronavirus Covid-19, es “poco efectivo” y que es necesario un rastreo digital. De hecho, los autores del estudio optan por poner en marcha una aplicación de rastreo que cree una memoria de contactos de proximidad y notifique inmediatamente a los contactos de casos positivos a su alrededor.

Según los expertos, “solo se puede lograr el control de la epidemia” si se crea una app que, utilizada por suficientes personas, cree un campo de notificaciones que obligue a los ciudadanos ‘en riesgo’ a guardar la cuarentena eliminando los bloqueos masivos, como el que actualmente vive España. 

-Acceda aquí al informe completo publicado por la revista Science-

Así las cosas, los expertos afirman que con esta app el Gobierno se podría dirigir recomendaciones y avisos “solo a las personas en riesgo” evitando cuarentenas masivas. “Las epidemias podrían ser contenidas sin necesidad de cuarentenas masivas ("bloqueos") que son perjudiciales para la sociedad”, añaden.

En el argumentario de su informe, los investigadores (que aseguran que este método tiene diversos componentes éticos a tener en cuenta) mantienen que si toda la población tiene registrada su actividad, se puede hacer un mapa de eventos de proximidad entre individuos.

Es decir, si un paciente resulta positivo de coronavirus y una app ha registrado por dónde se ha movido se puede localizar a todas las personas que han estado a su alrededor para notificarles al momento del caso diagnosticado y hacer que se autoaislen.

Actualmente, se han implementado aplicaciones con objetivos similares en China. Ellos pusieron en marcha una aplicación, que no era obligatoria, pero que se requería para moverse entre los barrios y los espacios públicos y el transporte público. La aplicación permitía que una base de datos central recopilara datos sobre el movimiento del usuario y el diagnóstico de coronavirus y mostrara un código verde, ámbar o rojo para relajar o imponer restricciones al movimiento. 


En China se ha puesto en marcha una app así para controlar movimientos


Los investigadores apoyan su aval en los buenos datos que se están registrando tanto en China como en Corea del Sur donde pusieron en marcha este tipo de app. Los investigadores, en su propuesta, han diseñado un algoritmo simple y ampliamente aceptable a partir de los primeros principios epidemiológicos, utilizando la funcionalidad común de los teléfonos inteligentes. 

La funcionalidad principal es reemplazar el trabajo de una semana de rastreo manual de contactos con señales instantáneas transmitidas desde y hacia un ‘servidor central’. Así, los diagnósticos de coronavirus se comunican al servidor, lo que permite la recomendación de cuarentena estratificada por riesgo y medidas de distanciamiento físico en aquellos de los que se sabe que son posibles contactos, al tiempo que preserva el anonimato de la persona infectada. Además, las pruebas pueden ser solicitadas por personas sintomáticas a través de la aplicación.

En este sentido, el algoritmo simple  que proponen se puede refinar fácilmente para que sea más informativo, por ejemplo, poner en cuarentena las áreas si las epidemias locales se descontrolan, poner en cuarentena a hogares enteros o realizar un seguimiento de contactos de segundo o tercer grado si el número de casos aumenta.

Para terminar, los investigadores proponen que la aplicación pueda servir como el centro central de acceso a todos los servicios de salud, información e instrucciones de Covid-19, y como un mecanismo para solicitar entregas de alimentos o medicamentos durante el autoaislamiento.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.