Coronavirus | "No tengo miedo a contagiarme, la mitad seremos positivos"

Cristina Conde, internista en el Hospital Universitario de Torrevieja, relata su experiencia en primera línea

Cristina Conde.
Coronavirus | "No tengo miedo a contagiarme, la mitad seremos positivos"
jue 09 abril 2020. 13.10H
El nuevo coronavirus tiene una capacidad de contagio que ha sorprendido a los propios profesionales sanitarios que, habituados a luchar contra todo tipo de enfermedades, todavía no se acostumbran a la virulencia del Covid-19. "Lo más duro es que en otro tipo de enfermedades infecciosas vemos una evolución más rápida", señala a Redacción Médica Cristina Conde, internista en el Hospital Universitario de Torrevieja. "Cuando los pacientes van bien, a veces cuesta que los tratamientos hagan efectos. Cuando van mal, empeoran rápidamente", lamenta. 

Conde, de 32 años, trabaja en uno de los hospitales de la comunidad autónoma con más carga asistencial, y es que el Hospital Universitario de Torrevieja, centro público de gestión privada que pertenece a Ribera Salud, atiende a numerosos casos de Covid-19. "Lo que más miedo nos da en el día a día es la evolución que van a tener los pacientes. A veces, un paciente que pensabas que iba a ir bien, no va así y tienes que llamar corriendo a los compañeros de la UCI", relata la joven, de 32 años. 

"Ningún sistema de salud está preparado para algo así", considera la especialista, que no cree que ningún Gobierno, independientemente del color que tenga, podía prever una pandemia de estas dimensiones. La internista no tiene miedo en su día a día, pero sí siente cierta incertidumbre. "Todo es nuevo, cada día vamos descubriendo protocolos o tratamientos. El uso masivo de ciertos medicamentos, nos obligan a buscar otras vías", advierte la internista, que alaba el trabajo de compañeros de otras especialidades, "que están viendo pacientes que antes no veían".

"Todos los días nos reunimos con la UCI para hablar de los pacientes, así no perdemos tiempo", relata Conde, que se ha tenido que acostumbrar a trabajar en condiciones muy distintas a ese "antes" del coronavirus. "Como ahora se está investigando todo, vamos al día. En unos meses, cuando salgan estudios, lo conoceremos mucho mejor, pero a los pacientes hay que curarlos ahora, es un poco complejo", lamenta.

Sin miedo al contagio de coronavirus


"No tengo miedo de contagiarme", admite con entereza Conde, que lo explica: "La mitad del servicio, si nos hicieran la prueba, daríamos positivo sin saber la fase de enfermedad en la que estamos. Esto significaría que la mitad debería irse a casa y eso, en la situación en la que estamos, significa que el hospital no funcionaría. Lo mismo ocurriría en muchos otros", reflexiona.


"Hacer los test masivos a la poblacion es bueno para saber la tasa de contagios que tenemos"


En su opinión, "hacer los test masivos a la poblacion es bueno para saber la tasa de contagios que tenemos". Desde su hospital, afirma, se intenta hacer más llevadera la estancia a quienes tienen que permanecer ingresados y sin compañía. "Intentamos que estén lo mejor posible los días que les toque,  que van a ser bastantes. En general, si son pacientes jóvenes o independientes, desgraciadamente suelen estar solos. Nosotros tenemos un teléfono en cada habitación al que se les puede llamar", añade.

En casos de pacientes dependientes o con algún tipo de deterioro cognitivo, señala, "dejamos que tengan un acompañante porque pueden hacerse daño, por su propia seguridad. Eso sí, ese acompañante tiene que estar con él siempre", advierte.  "A ellos las horas se les hacen días", lamenta la especialista, que considera que "en general, los pacientes colaboran porque conocen la situación". 


Apoyo psicológico tras la crisis del coronavirus


En su opinión, no todos los profesionales sanitarios están viviendo la sobrecarga de la misma manera. En su caso, su "carácter más seco", le lleva a pensar que "el apoyo psicologico debe ser para los pacientes que se pasan el día solos". Para los profesionales, añade, es más difícil acceder a estos mecanismos " porque no
tiempo material para ello".

"Salvo cuando paro a comer, las 12 horas que estoy en el hospital, estoy trabajando, haciendo informes, viendo pacientes o reunida con enfermeras o UCI. Está bien una red de apoyo para los profesionales, pero es difícilmente accesible teniendo en cuenta los horarios", reflexiona la médica, que cree que este servicio será indispensable en unos meses. "Cuando todo esto pase, la gran mayoria de nosotros deberá ir a terapia con un psicólogo, eso seguro. Yo siento que, ahora, esa media hora la pierdo tiempo de mi trabajo".

No obstante, ve bien que otros colegas accedan a este apoyo psicológico. "Entiendo que tiene su beneficio y que haya compañeros a los que esta situación les resulte más complicada que a mí. igual la semana que viene tengo que ir todos los días", señala. "Cuando estos niveles de adrenalina bajen, nos dará un bajón a todos y necesitaremos esa ayuda. Ahora intentamos ocupar nuestro tiempo y rentabilizar las horas de trabajo".



 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.