Coronavirus| "Lo más duro es lo psicológico, a ver qué secuelas nos deja"

Así lo considera el médico Pablo Sarasquete, que lamenta que "los sanitarios es el gremio que más se está infectando"

Pablo Sarasquete, médico del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela
Coronavirus| "Lo más duro es lo psicológico, a ver qué secuelas nos deja"
mar 31 marzo 2020. 17.50H
Pablo Sarasquete, médico del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, no se considera "muy fan" del reconocimiento que se hace cada día desde las ventanas y balcones de los españoles a quienes luchan contra el coronavirus Covid-19. "Es un gesto bonito, pero me gustaría que, a la larga, en vez de quedarnos con el aplauso de las 8 de la tarde, esto valiera para replantearnos los valores habituales", reclama el facultativo, de 32 años, partidario de "dar importancia al sistema de sociedad que tenemos, a la Educación y a la Sanidad, así como a los profesionales que la integran en cualquier estamento".

Cuando habla con Redacción Médica, el hospital cuenta con unos 200 ingresados. "No se parece nada a Madrid o Barcelona", relata el médico adjunto, que advierte que, al principio, los casos eran importados. "Tenemos muchos positivos de personas que han hecho viajes con el Imserso", añade el especialista en Medicina de Familia, que de momento no ha notado la escasez de equipos de protección. 

El SNS no está preparado contra el coronavirus


"El Sistema Nacional de Salud (SNS) no está preparado porque es un hecho sin precedentes, la Gripe A no fue comparable a lo de ahora", considera el médico, que cree que el avance del coronavirus "nos cogió a todos un poco fuera de juego, también a las autoridades, que en un primer momento lo infravaloraron y nos estalló un poco en la cara".

En su opinión, faltó un poco de atención de las autoridades sanitarias a lo acontecido en China e Italia. "Yo creo que aquí se hizo bien en cerrar todo, no como en Italia, pero inicialmente la gente creyó que era más una recomendación más que una obligación, hasta que se decretó el Estado de Alarma", reflexiona el médico, que añade: "Se pensaba que no iba a llegar a España". 

Pablo Sarasquete, médico de Urgencias.

"Se dice que nosotros trabajamos mogollón estos días, pero la gente no ve como se deja la piel el personal de limpieza o las auxiliares para que nosotros podamos tener todo bien", reivindica el médico. "Por mucho que nosotros nos pongamos los EPI, sin esta gente que se está partiendo la espalda todo el día para tener todo ordenado y orientar a la gente, no solucionaríamos nada", añade.

"Parece que los que somos héreoes somos los médicos y enfermeras pero sin celadores, auxiliares, limpieza, informática, administrativos, no haríamos nada", insiste el médico, que no cree positivo "echar la culpa a los políticos ni quienes coordinan esta crisis porque es una situación sin precedentes". 

"Estamos acostumbrados a ver a gente grave, con mucha patología respiratoria, pero la primera vez que ves a un paciente con un cuadro clínico que te cuadra con coronavirus-Covid 19, te das cuenta de que ya está aquí", relata con crudeza Sarasquete: "Lo veía en Madrid y parecía que nunca iba a llegar", añade. 

El primer contacto con un paciente con coronavirus


Lo que más le llamó la atención, explica, no es tanto "la gravedad de la enfermedad o tener que comunicárselo al paciente o la familia, sino lo rápido que se deteriora la gente en poquitas horas. En poco pasa de estar estable a necesitar una cama UCI, con una ventilación invasiva. Es espectacular".

También es "complicado", comenta, "separar a los pacientes de sus padres, sus hijos o sus parejas".  "Es bastante duro, los profesionales sanitarios sí tienen que tomar ese papel que va más allá de lo asistencial, es importante el acompañamiento", reflexiona el médico, que cree que las consecuencias van a ser de peso. "Tengo claro que va a haber un choque económico importante. Pero para los pacientes y los profesionales, lo realmente duro va a ser a la larga, en el aspecto psicológico, a ver cómo llevamos esto y qué secuelas nos deja", se pregunta el sanitario, que en casa ocupa una habitación separada de forma preventiva. 

Otros compañeros, añade, han tenido que abandonar sus hogares por haber estado en contacto con positivos. "Los sanitarios somos el gremio que más se está infectando, más que en Italia", lamenta el médico gallego. "Yo tenía la esperanza de que cayeramos infectados lo menos posible", añade.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.