Coronavirus: Holanda también cae, compra 600.000 mascarillas defectuosas

El Ministerio de Salud de este país confirmó que este material no presentaban la fiabilidad exigida

Un hombre porta unas mascarillas.
Coronavirus: Holanda también cae, compra 600.000 mascarillas defectuosas
dom 29 marzo 2020. 19.10H
Comprar material sanitario en plena pandemia de coronavirus no está siendo fácil. Bien lo sabe España, que ha tenido que devolver más de 600.000 test rápidos de coronavirus Covid-19 a la empresa china Bioeasy, tras detectar que eran defectuosos. Los laboratorios comprobaron que las pruebas no tenían la fiabilidad esperada, de hecho no llegaba ni al 30 por ciento de fiabilidad. Una situación similar la que han vivido en Alemania y Holanda durante esta última semana, donde también han encontrado inconvenientes con el suministro de material sanitario. 

Holanda también ha tenido dificultades con el suministro de mascarillas. Tal y como le pasó a España con los test rápidos, el Gobierno neerlandés recibió mascarillas defectuosas que no cumplían con los estándares de calidad necesarios. Por ello, también procedió a la devolución del pedido de estas mascarillas, que se cuantifican en unas 600.000 unidades.

Fueron los hospitales los que enseguida se dieron cuenta que esas mascarillas no reunían los requisitos necesarios. Un portavoz sanitario lo explica al diario holandés Nos. “Cuando nos las entregaron, las rechacé inmediatamente. Si las mascarillas no se fijan correctamente, las partículas del virus pueden pasar perfectamente. No las hemos usado. No son seguras”.

Es más, según explica el Ministerio de Salud de Holanda, estas mascarillas supuestamente tendrían el certificado “KN95” pero, realizadas las pruebas, se demostró que no presentaban la fiabilidad exigida. Así lo recoge la televisión pública holandesa NOS, que además cifra en 600.000 el número de productos afectados.

Alemania también sufre problemas 


Por su parte, en Alemania, saltaba a la luz que se había perdido un cargamento con más de seis millones de mascarillas en un aeropuerto de Kenia. Según la información de Der Spiegel, el pedido se perdió cuando llegó al país africano y desde entonces no se tiene rastro de qué ha podido pasar con la remesa de mascarillas.

El informe realizado por el departamento militar de Alemania, destapado por la revista, explica que el país centroeuropeo ya ha pedido explicaciones al fabricante de las mascarillas para que esclarezca las circunstancias y motivos de la pérdida del pedido, que debería haber llegado a Alemania el 20 de marzo.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.