Apuntan que la unión de tratamientos podría ser la solución a esta enfermedad, así como prevenir futuras pandemias

Combinar antivirales y terapia de anticuerpos, clave para tratar la gripe
Conocidos fármacos antivirales podría formar parte de una doble estrategia para tratar la gripe estacional.


16 ago 2022. 17.40H
SE LEE EN 4 minutos
Investigadores de la Universidad McMaster, en Canadá, han descubierto que unos conocidos fármacos antivirales podría formar parte de una doble estrategia para tratar la gripe estacional y al mismo tiempo prevenir una pandemia de gripe cuando se utiliza en combinación con terapias de anticuerpos, según publican en la revista 'Cell Reports Medicine'.

Los medicamentos antivirales, como el 'Tamiflu', se han recetado durante décadas para tratar los síntomas de la gripe en personas con riesgo de sufrir complicaciones graves. Ahora, los investigadores han descubierto que cuando estos medicamentos se utilizaban con la terapia de anticuerpos, la combinación era más eficaz que cualquiera de los dos enfoques por separado ya que los anticuerpos eran significativamente más eficientes a la hora de eliminar las células infectadas y los medicamentos eran más potentes.

Los resultados podrían servir de base a nuevos enfoques para proteger a los grupos de alto riesgo, incluidos los ancianos y los niños, durante una pandemia de gripe emergente, dicen los investigadores.


Nuevo enfoque terapéutico


"Las terapias con anticuerpos se utilizaron para tratar el Covid-19 y, en teoría, podrían usarse para tratar la gripe como un nuevo enfoque terapéutico", afirma Matthew Miller, autor principal del estudio y director del Instituto Michael G. DeGroote de Investigación de Enfermedades Infecciosas de McMaster.

"Realmente necesitamos tener mejores estrategias para proteger a la gente de las pandemias de gripe, porque ahora mismo no tenemos nada", señala y añade: "Nuestras vacunas estacionales no nos protegen. Y hemos aprendido que no podemos fabricarlas con la suficiente rapidez para vacunar a todo el mundo si surgiera una nueva pandemia".

Miller y su equipo llevan más de 10 años estudiando los anticuerpos ampliamente neutralizantes, que combaten una amplia gama de virus respiratorios. Están examinando cómo podrían aprovecharse estos anticuerpos para proteger contra todas las cepas de la gripe, en su búsqueda urgente de una vacuna universal contra la gripe.


Desactivar un componente "crucial" del virus


Para el estudio, realizado en ratones, los investigadores combinaron los anticuerpos con fármacos antivirales. Descubrieron que los fármacos mejoraban las propiedades de los anticuerpos para luchar contra el virus, que actúan uniéndose a la superficie de una célula infectada y desencadenando que nuestro sistema inmunitario elimine la célula antes de que el virus pueda propagarse.

"El mecanismo que subyace al funcionamiento conjunto de los fármacos y los anticuerpos es muy singular y sorprendente", explica Ali Zhang, autor principal del trabajo de investigación y estudiante de doctorado del Departamento de Bioquímica y Ciencias Biomédicas de McMaster. "Este enfoque nos permite tanto desactivar un componente crucial del virus como potenciar nuestro propio sistema inmunitario para rastrear y prevenir mejor la propagación de la infección", asegura. 

La necesidad urgente de terapias eficaces para los pacientes de edad avanzada se hizo patente durante el apogeo de la pandemia de Covid-19. Según la Agencia de Salud Pública de Canadá, las personas mayores de 65 años representaron un asombroso 80 por ciento de las muertes relacionadas con la pandemia en todo el país en 2020.


Utilidad en residencias


"Uno de los lugares en los que las terapias basadas en anticuerpos podrían ser especialmente útiles son las residencias de ancianos, que tienen un riesgo muy alto de sufrir brotes de gripe. Los ancianos son los que menos responden a las vacunas, y sin embargo son los que más las necesitan", recuerda Miller, que también es investigador principal del Nexo Global para Pandemias y Amenazas Biológicas de Canadá, con sede en McMaster.

Los investigadores también informan de que el uso de una terapia combinada puede prolongar la vida de los actuales fármacos antivirales, ya que es menos probable que los virus se vuelvan resistentes a dichos fármacos cuando se administran junto con una terapia de anticuerpos.

La gripe es una de las amenazas más graves para la salud mundial por su tendencia a provocar pandemias. En poco más de 100 años se han producido al menos cinco pandemias, entre las que se encuentra la llamada 'gripe española' de 1918-19, que mató a unos 50 millones de personas, entre el 3 por ciento y el 5 por ciento de la población mundial de la época.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.