21 de enero de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Cataluña es la CCAA en la que más subió el precio de la sanidad en 2017

Así lo indica el IPC, que advierte de un incremento general en el conjunto del Estado del 0,4 por ciento

El único precio sanitario que no sube es el de los aparatos y equipos terapéuticos, según el INE.
Cataluña es la CCAA en la que más subió el precio de la sanidad en 2017
Viernes, 12 de enero de 2018, a las 12:20
Poco a poco, van conociéndose las primeras estadísticas oficiales de 2017, entre ellas las que permiten conocer en qué autonomías ha crecido más el precio de la sanidad. Y tal y como indica el IPC que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), este honor recayó el año pasado en una Cataluña marcada por el procés.
 
Cataluña, que protagonizó un 2017 tumultuoso por la puesta en marcha del referéndum ilegal, la declaración unilateral de independencia (DUI) y la aplicación del artículo 155 de la Constitución por parte del Gobierno central (además de vivir unas elecciones escasos días antes de terminar del año), registró un incremento de los precios del consumo relacionado con la sanidad del 1,7 por ciento, el más elevado de todo el territorio nacional. Detrás de ellas están, empatadas con un crecimiento del coste de los productos y servicios relacionados con la salud, Castilla- La Mancha y Castilla y León, Navarra y La Rioja.
 
En el lado contrario de la balanza  está Murcia, que registró una importante reducción de sus precios, del 1,7 por ciento. Este y otros descensos (como los de Andalucía o Asturias) no impidieron que el IPC sanitario de 2017 se cerrara con un incremento del 0,4 por ciento. Con todo, esta subida ha estado muy por debajo de la media de todos los ámbitos de consumo españoles, que ha sido de un 1,1 por ciento.
 
Todo subidas, menos en un caso
 
La clave de este ascenso está en que todos los productos y servicios sanitarios subieron de precio el año pasado, excepto uno. Los que más lo hicieron fueron los servicios paramédicos, que aumentaron su coste un 1,5 por ciento, seguidos de los dentales, con un 1,1 por ciento.
 
Mientras, el precio de los medicamentos y los productos sanitarios aumentó un 0,5 por ciento y un 0,4 por ciento, respectivamente. Solo cae el coste de los aparatos y equipos terapéuticos, que se reduce un 1,4 por ciento.