Alimentación saludable: ¿qué profesionales de la sanidad comen peor?

La nocturnidad, trabajar en áreas móviles y no tener acceso a frigoríficos les 'obliga' a comer peor

Estos sanitarios tienen un 70 por ciento más de probabilidades de tener sobrepeso que el resto de sus compañeros.
Alimentación saludable: ¿qué profesionales de la sanidad comen peor?
sáb 07 septiembre 2019. 09.45H
Dave Hostler y Brian Clemency, dos extrabajadores de Servicios Médicos de Emergencia (EMS, por sus siglas en inglés), han puesto en marcha un estudio coordinado por la Asociación Nacional de Médicos de EMS y la Fundación de Medicina de Emergencia para saber por qué, según los estudios internacionales, tienen un 70 por ciento más de probabilidades de tener sobrepeso u obesidad, que el resto de trabajadores sanitarios.

"Como extrabajador, sé muy bien que el estilo de vida único de un proveedor de EMS hace que sea extraordinariamente difícil comer sano", ha agregado Hostler en su primer ensayo presentado por el Centro para Investigación y Educación en Ambientes Especiales (CRESE) y el Laboratorio de Desempeño Humano del Servicio de Emergencia del que se han hecho eco desde las webs coorporativas.


No tener acceso a refrigeradores continuamente les obliga a "depender de alimentos comprados con opciones saludables limitadas"


Según el estudio preliminar, los motivos por los que los trabajadores de Emergencias tienen un 70 por ciento más probabilidades de tener sobrepeso "son numerosos". Según los mismos, es particularmente difícil para los trabajadores de EMS en el turno de noche encontrar selecciones de alimentos saludables. Además, el personal de EMS que trabaja en áreas ocupadas o para proveedores que ubican ambulancias en lugares específicos generalmente no tienen acceso a la refrigeración ni a ninguna forma de calentar los alimentos.

“Esto generalmente hace que el clínico dependa de los alimentos comprados. Las opciones saludables a menudo son limitadas en los restaurantes de comida rápida ", ha asegurado en la presentación del estudio Clemency, profesor asociado de Medicina de emergencia y director de la EMS Fellowship, ambos en la Escuela de Medicina y Ciencias Biomédicas Jacobs de la UB.

El aburrimiento también puede ser problemático: cuando no brindan atención al paciente, el estudio denota que los médicos de EMS pueden tener largos intervalos de tiempo entre llamadas, lo que "a menudo resulta en comer en ausencia de hambre".


Gasto de energía ligeramente superior al sedentarismo


La nutrición es especialmente crítica para los trabajadores de EMS. Los datos piloto recopilados por el equipo de investigación de la UB han demostrado que el gasto de energía promedio durante un cambio de EMS es solo ligeramente superior al sedentario.

El trabajo cuenta con un presupuesto de 5.000 dólares en fondos piloto por ambas dos organizaciones nacionales de Estados Unidos que han otorgado subvenciones para la investigación prehospitalaria.

 
“Con estos fondos, intentaremos describir cómo el trabajo de EMS afecta los hábitos alimenticios. Es probable que haya un efecto del trabajo por turnos y las condiciones laborales que conducen a malos hábitos alimenticios o elecciones de alimentos ”, ha finalizado Hostler, presidente del Departamento de Ciencias del Ejercicio y Nutrición en la Facultad de Salud Pública y Profesiones de la Salud.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.