17 ene 2019 | Actualizado: 14:10

¿Qué es mejor para el médico: hacer la guardia en Nochevieja o Año Nuevo?

Profesionales sanitarios analizan qué noche de las dos es mejor trabajar y por qué: no hay acuerdo

Se intercalan los casos más urgentes con los más banales.
¿Qué es mejor para el médico: hacer la guardia en Nochevieja o Año Nuevo?
dom 30 diciembre 2018. 10.10H
Está muy próxima la Nochevieja y el Año Nuevo, una noche y un día especial para los españoles, en los que médicos y enfermeros, entre otros empleados, no descansan y se comen las uvas y beben el champán en el hospital. Los profesionales coinciden en que trabajar en cualquiera de las dos fechas tiene como desventaja estar lejos de la familia. Sin embargo, no se ponen de acuerdo en cuál tiene menos inconvenientes. Dos sanitarios acostumbrados a trabajar en turno de noche en fiestas navideñas analizan en profundidad este tema con Redacción Médica:  


¿Por qué es mejor hacer guardia en Nochevieja?


"Sin duda es mejor guardia la del día 31 de diciembre", dice a Redacción Médica el facultativo Juan Espino. Para argumentar esta respuesta, este médico da cinco razones:

1. Desde aproximadamente la 1:00 horas del día 1 (que aún es guardia del 31) "comienza a empeorar exponencialmente debido en gran parte a los excesos de esa noche".

2. De esta suerte, la guardia del día 1, que comienza a las 8-9 horas de la mañana ya empieza saturada, con lo cual, sumado a que el día 1 es un día festivo donde han terminado las celebraciones familiares todo se hace más complicado.

3. Trabajar la guardia del 31 permite "una cena diferente" con los compañeros y, en muchos casos alejados, de engorrosas celebraciones familiares. De hecho, hay gente que pide guardia ese día y de esta forma se libra de festejos familiares el 31 y también el día 1. Para muchos eso es una ventaja.

4. Ambas guardias suelen estar mejor pagadas en muchos servicios de Urgencias.

5.  La guardia del día 31 es más liviana de trabajo que la del día 1.

6. La guardia del 1 de enero no te permite trasnochar el día 31 de diciembre ni tener una buena celebración pensado en el día siguiente.

Si bien, no todo son ventajas. Espino reconoce que "lo malo de la guardia del 31 es que se intercala en la urgencia mucha patología banal con alguna patología realmente grave y la patología banal (etilismo, indigestiones...) te resta tiempo, energía y perspicacia para patología realmente grave". No obstante, dice que la peor es la del día 2 de enero, pues "arrastra todo lo acumulado el día anterior".
      

La guardia de Año Nuevo requiere menos implicación emocional  


Por otra parte, la enfermera María Gómez explica que para ella es mejor opción trabajar en Año Nuevo que en Nochevieja. Si bien, coincide con el anterior en que cenar con tus compañeros sanitarios la última noche del año te ayuda a "confraternizar", pero tiene clara su postura por las siguientes razones:

1. En Nochevieja sientes más añoranza por la familia y requiere un "reseteo" mayor para intentar no pensarlo tanto.

2. El día 1 hay intervenciones programadas, pero el 31 no sabes si vas a estar sobrecargado de pacientes o no, ni el momento en el que van a llegar. Eso teniendo en cuenta que hay mucho menos personal que otro día.

3. En Nochevieja se intercalan casos muy urgentes, como infartos, agresiones o intoxicaciones etílicas con otros muy sencillos como rozaduras de zapatos.

4. Trabajar el 31 de diciembre hace que necesites una implicación emocional mayor con el paciente, pues suele recordarte a casos personales, por ser una noche especial y familiar. 

5.  En Nochevieja hay más sobrecarga de trabajo y patologías más graves.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.