21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

¿Por qué no lo va a tener fácil Montserrat en su primer Interterritorial?

La demora en convocar el órgano consultivo pasa factura a la ministra de Sanidad

Dolors Montserrat, ministra de Sanidad.
¿Por qué no lo va a tener fácil Montserrat en su primer Interterritorial?
mié 21 junio 2017. 08.45H
Carlos Corominas
El haber esperado tanto para convocar el Consejo Interterritorial puede pasar factura a Dolors Montserrat. La primera reunión de la ministra de Sanidad con los consejeros llega 8 meses después de su nombramiento y tras más de un año sin que se convocara dicha cita. Una demora que ha sido criticada por prácticamente todos los sectores sanitarios. Profesionales, pacientes y oposición llevaban exigiendo que se celebrase este encuentro prácticamente desde que Montserrat asumió el cargo.

Tanto retraso ha provocado que se hayan ido acumulando temas pendientes incluso desde antes del pasado Interterritorial, ya que este último se celebró con el Gobierno en funciones y las resoluciones tuvieron poco efecto. Como resultado, el orden del día presenta 30 puntos a debatir por los consejeros de Sanidad.

Esta acumulación de temas no ha gustado a los consejeros socialistas que, por si fuera poco, consideran que faltan asuntos fundamentales relacionados con la financiación de la sanidad. Tal es así que han calentado los días previos al primer Consejo Interterritorial con la reclamación formal de la celebración de otro consejo en julio. Su propuesta pasa por eliminar del orden del día los temas relacionados con los Recursos Humanos para debatirlos, junto a las cuestiones económicas, en una nueva reunión antes de que llegue agosto.

Recuerdos de 2016

La situación planteada por los consejeros socialistas recuerda a la vivida en el Consejo Interterritorial del pasado año, aunque en aquel momento la protagonista fue la hepatitis C, que también tiene que ver con su financiación. Los mandatarios del PSOE reclamaron que se incluyera un punto para abordar por qué Hacienda había decidido imputar los tratamientos como déficit tras haberse comprometido a no hacerlo.

Finalmente, los socialistas aprovecharon el apartado de ruegos y preguntas para forzar el debate y la hepatitis 

El PSOE insiste en que hay demasiados temas acumulados y exige la celebración de dos Interterritoriales antes de agosto


C se convirtió en la estrella del Interterritorial. El entonces ministro de Sanidad en funciones, Alfonso Alonso, prometió elevar las quejas a Hacienda. Desde entonces no ha trascendido ningún cambio de postura en el departamento que dirige Cristóbal Montoro.

Este año, la hepatitis C tiene también su peso en el Consejo Interterritorial ya que uno de los puntos es la revisión del plan para ampliar los tratamientos a pacientes en Fase 0 y Fase 1. En su presentación en el Senado, Montserrat cifró en 200 millones la cuantía a desembolsar en 2017 con respecto a estos tratamientos, aunque esta cuantía no ha tenido su reflejo en los Presupuestos Generales del Estado de este año.

La Plataforma de Afectados por Hepatitis C no quiere que este tema quede en el aire y ha anunciado la entrega de una misiva el mismo día de la reunión ya que temen que "de no quedar zanjado satisfactoriamente con los responsables de las comunidades autónomas puede conducir a otra crisis de agravio comparativo entre los territorios", según afirmaba la asociación en un comunicado.

Otro de los colectivos de pacientes que estará muy atento a lo que sale del Interterritorial es el de los afectados por la talidomida. Las víctimas del fármaco de Grünenthal quieren que esta reunión sirva de espaldarazo al comité que tiene que valorar a los perjudicados y establecer indemnizaciones y pensiones para compensarlos. La Asociación de Víctimas de la Talidomida en España ya ha anunciado que se concentrará a la puerta del Ministerio de Sanidad durante la celebración de la reunión. 

Temporalidad y OPE

Al llegar al cargo, Dolors Montserrat se encontró con la crisis creada tras las sentencias europeas contra la interinidad y la temporalidad. El ministro de Hacienda resolvió que la solución para los sanitarios pasaba por que 130.000 interinos del Sistema Nacional de Salud pasasen a fijos.


Afectados por la talidomida y de la hepatitis C se concentrarán en el Ministerio de Sanidad durante la reunión con los consejeros


Ahora, Montserrat se enfrenta en este Interterritorial con la necesidad de concretar con los consejeros cómo se van a coordinar las ofertas públicas de empleo y qué plazos se van a llegar a cabo. Además, en materia de Recursos Humanos también se debatirá la situación de la troncalidad tras la sentencia del Tribunal Supremo que lo declara nulo y ante el recelo de los consejeros por los costes que podría conllevar a cada comunidad autónoma la aplicación de un nuevo modelo formativo para sanitarios.

El conflicto entre médicos y enfermeros también tendrá su hueco en el Interterritorial. El acercamiento entre ambos colectivos en las últimas semanas marcará la discusión entre los consejeros y el Ministerio de Sanidad toda vez que los representantes de las profesiones están ultimando los detalles sobre un posible acuerdo de prescripción enfermera.    
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.