La especialista concede su primera entrevista con este nuevo cargo a Redacción Médica

Torregrosa, nueva presidenta de Seram: "Radiología vive una edad dorada"
Asunción Torregrosa Andrés, presidenta de la SERAM.


16 jun 2022. 10.30H
SE LEE EN 16 minutos
La radióloga Asunción Torregrosa Andrés es la nueva presidenta de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM). La especialista es jefa de Sección de Abdomen del Área Clínica de Imagen en el Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia y miembro del comité ejecutivo de la Sociedad Europea de Radiología Gastrointestinal y Abdominal (Esgar, por sus siglas en inglés). Además, su trayectoria se extiende al área de investigación con más de 25 artículos publicados en revistas científicas.

Entrevista de Asunción Torregrosa, presidenta de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM).



Con motivo de este nuevo nombramiento, Torregrosa Andrés concede su primera entrevista como presidenta de SERAM a Redacción Médica, con el objetivo de analizar la situación de la Radiología en España. Así pues, la radióloga, que sustituye en el cargo a Milagros Martí,  sostiene que la primera medida que impulsará al frente de la sociedad es "la creación de una ACE en Radiología Vascular Intervencionista", una cuestión que confía debatir con el Ministerio de Sanidad. Además, Torregrosa Andrés hace alusión al papel de la mujer en la especialidad, donde a pesar de que "sí existen techos de cristal", estos límites "no son tan gruesos en la Medicina como en otros aspectos de la vida".

Como nueva presidenta de SERAM, ¿cómo afronta este nuevo cargo y etapa?

A pesar de que es un lugar conocido porque he sido vicepresidenta de la Sociedad, afronto este nuevo cargo con mucha ilusión y, también, con mucho orgullo por representar a la SERAM con la tradición y el peso que tiene la Radiología de nuestro país. Al mismo tiempo, hago frente a esta nueva etapa con cierto vértigo por la responsabilidad que conlleva el cargo en sí y con ilusión por tener a mi lado a un gran equipo con el que deseo empezar a partir de ya.

¿Cuáles son los principales retos que se marca a partir de ahora?

El reto principal es aumentar la visibilidad de los profesionales que intervienen en la especialidad a nivel de la población general y en las instituciones, además de potenciar el papel de la especialidad de Radiología en la universidad, tanto en la docencia como, posteriormente, en el posgrado y en la investigación. 

¿Cuál va a ser la primera iniciativa que promueva y lleve a cabo al frente de la SERAM?

Asunción Torregrosa Andrés: "Afronto esta nueva etapa con ilusión y orgullo".

La primera iniciativa que se llevará a cabo será reunirse con el equipo de comunicación para establecer una estrategia potente enfocada, sobre todo, hacia la población general para que conozca la Sociedad y que el paciente sepa quién está detrás de sus diagnósticos y de algunos de sus tratamientos. También tenemos puesta la mirada en Europa y, para ello, nos reunimos con las Juntas Directivas de algunos de los países más próximos y que manejan o tienen el mismo tipo de Radiología que hay en España, como son Italia y Francia. 

El hecho de incrementar la visibilidad de la SERAM en Europa y establecer lazos con países de nuestro entorno es muy importante porque, al colaborar con otros profesionales que se encuentran en el mismo barco, esa visibilidad puede ser incluso mayor de lo que puede llegar a ser. 


Ante la pandemia, "tuvimos que cambiar protocolos y adaptarnos rápidamente a un escenario de una enfermedad infecciosa de la cual sabíamos poco" 



¿Cómo ha afectado la pandemia de Covid a la Radiología?

La pandemia de covid sí ha afectado a la Radiología, como al resto de especialidades, sobre todo en los picos que marcaron máximos de contagio en España. Por ello, tuvimos que cambiar protocolos y adaptarnos rápidamente a un escenario de una enfermedad infecciosa de la cual sabíamos poco, pero considero que la especialidad de Radiología se caracteriza precisamente por adaptarse de forma rápida a los cambios, ya que vamos de la mano de la tecnología. La tecnología avanza muy rápidamente y, por ese motivo, Radiología es la especialidad que se adapta de forma más apresurada y, en los picos de la pandemia, tuvimos que llevar a cabo todos esos cambios. 

Las consecuencias la sufrieron, fundamentalmente, los pacientes, que son el centro de nuestro trabajo, y lo hicieron con el aumento de las listas de espera de otro tipo de patologías ante la necesidad urgente de atender a los pacientes infectados por el SARS-CoV-2.

Ante esta situación, establecimos estrategias para hacer frente a esas listas de espera, sobre todo en el caso de pacientes oncológicos que no podían esperar, y aún estamos trabajando en ello. A día de hoy, seguimos sufriendo las consecuencias de todos los parones que se tuvieron que hacer en la actividad, pero poco a poco, y con la ayuda de las autoridades sanitarias y de las gerencias de los hospitales, estamos consiguiendo ponernos al día rápidamente para tender a los pacientes que requieren una atención más urgente. 

Asunción Torregrosa acude al plató de Redacción Médica.


Según su punto de vista, ¿qué áreas de mejora debe potenciar la Radiología en España?

A este respecto, creo que se debe aumentar el papel de los radiólogos en la universidad, tanto en la docencia, a pesar de que la Radiología ya cuenta con una asignatura en la carrera de Medicina, como en la investigación. En cuanto a esto último, hay que fomentarla sobre todo en radiólogos jóvenes, ya sean residentes o aquellos que ya la han terminado, porque la investigación en Radiología es un aspecto fundamental dado que vamos de la mano de la tecnología y considero que es un campo en el que debemos incidir mucho para aumentar el nivel investigador de nuestros radiólogos. 


"Una de las primeras demandas que estamos recogiendo y que vamos a plantear al Ministerio de Sanidad es la puesta en marcha de la ACE de Radiología Vascular Intervencionista"



¿Cuáles son las demandas de los profesionales a las que va a intentar dar voz desde SERAM a partir de ahora?

La SERAM es una sociedad científica pero también profesional y, por eso mismo, debemos atender a las demandas de los profesionales de la Radiología. Otro aspecto diferente es que las autoridades e instituciones sanitarias no nos tengan en cuenta a la hora de tomar decisiones. Aún así, una de las primeras demandas que estamos recogiendo y que vamos a plantear al Ministerio de Sanidad es la puesta en marcha del área de capacitación específica (ACE) de la Radiología Vascular Intervencionista, puesto que es un campo específico que requiere, además de una formación general, una formación específica para llevar a cabo los diagnósticos y tratamientos mediante la imagen médica. Esta sería nuestra demanda más importante y la primera que estamos atendiendo. 

Asimismo, también debemos atender las demandas tanto de los profesionales que trabajan en la sanidad pública como privada, algo en lo que no hacemos distinción. Además, queremos que nos escuchen a la hora de planificar los recursos tecnológicos y los recursos humanos en los hospitales, y trasladar a las instituciones nuestras demandas en cuanto a la dimensión de las plantillas y la renovación tecnológica, como sucede actualmente con los presupuestos europeos dedicados a esta renovación. 

¿Cómo confía que serán a partir de ahora las relaciones con el Ministerio de Sanidad?, ¿Cuáles serán las reivindicaciones que le trasladarán?

Desconozco cómo van a ser las relaciones con el Ministerio de Sanidad, lo que sí sé es que hasta ahora han sido buenas pero escasas. En este sentido, tenemos puesta en marcha la demanda de la ACE en Radiología Vascular Intervencionista y, a pesar de que de momento el Ministerio sí nos atiende, lo hace con unos ritmos un tanto pausados, pero sí estamos en conctacto con el organismo en este sentido. 

Asunción Torregrosa e Isabel Martín, redactora de Especialidades de Redacción Médica.


Como líder sanitaria, ¿qué papel cree que tienen las mujeres en la Radiología actualmente?

El papel de las médicas está sobreviviendo en cuanto a los cambios del número de profesionales. Esto ocurre en todas las especialidades médicas, puesto que el género femenino es el predominante en las facultades de Medicina. Un hecho que, por supuesto, se tiene que trasladar a la práctica clínica habitual.

Igualmente, sí es verdad que existen ciertas subespecialidades de la Radiología donde predominan los hombres como la Radiología Vascular Intervencionista. Este predominio se da en la mayoría de las plantilla de los hospitales, un aspecto que se puede dar por las características específicas que tiene. Pero, a pesar de esto, considero que, tanto a nivel de plantilla como de puestos de responsabilidad, las mujeres somos mayoría hoy en día en la Medicina en general. 


"Los techos de cristal sí existen en la especialidad, además de en el resto de especialidades y en todos los aspectos de la vida en general"



¿Cree que hoy en día sigue existiendo techos de cristal en la especialidad?

Considero que los techos de cristal sí existen en la especialidad, además de en el resto de especialidades y en todos los aspectos de la vida en general, puesto que no es una cosa específica ni de Radiología ni de la Medicina en general, sino que lo vemos día a día, en la vida diaria y en la sociedad. 

Quizás en la Medicina el techo de cristal no sea tan grueso como en el resto de aspectos de la vida, porque teniendo en cuenta el modelo de elección por exámenes, la manera de acceder a las plazas, el género no cuenta para nada. A pesar de esto, sí puede ser que cuando te dedicas a una subespecialidad en concreto puede que sí influya que seas mujer a la hora de tolerar un nivel de radiación, como ocurre en la Radiología Vascular Intervencionista. 

A pesar de que los techos de cristal no son tan gruesos como en otros aspectos, en el resto de Europa se observa cómo las Juntas Directivas de algunas sociedades científicas sí que predominan los hombres y creo que en España somos pioneros, algo en lo que debemos estar orgullosos. 

¿Cómo cree que se debería paliar este problema?

Considero que la Medicina no es el área profesional donde el techo de cristal sea más grueso, pero sí creo que se debería paliar atacando a la raíz de problema: la educación y sociedad. En este sentido, estamos en el buen camino pero todavía queda trecho y, para paliarlo, habría que abordarlo desde la más tierna infancia, en la educación, y, de esta forma, se romperán los techos de cristal que, actualmente, existen en la sociedad. 

Asunción Torregrosa: "Estamos viviendo una edad dorada de nuestra especialidad".


Tras la pandemia, ¿cómo cree que será el futuro de los nuevos residentes de Radiodiagnóstico?

Considero que, actualmente, estamos viviendo una edad dorada de nuestra especialidad, puesto que la inmensa mayoría de los procesos diagnósticos y terapéuticos asistenciales se basan en decisiones que se toman mediante la imagen médica. Asimismo, desde el punto de vista laboral y asistencial, vivimos una edad dorada al no existir contratos de baja calidad. 

En este sentido, los residentes, no solo ya después de la pandemia, sino por la evolución natural de la especialidad, tienen muchísimas oportunidades que les va a brindar el desarrollo tecnológico y la inteligencia artificial, entre otros. Por ello, si conseguimos aumentar la visibilidad de nuestra especialidad, los residentes tendrán un papel más importante en el centro del proceso diagnóstico y terapéutico del paciente. 

¿Considera que el actual sistema de formación de la especialidad en España es el adecuado? 

El sistema MIR, en general, está muy bien considerado y considero que es la vía adecuada, pero es mejorable. En el caso de Radiología esta formación tiene una duración de cuatro años y, en este sentido, estamos en desventaja frente a otros países europeos y de otros continentes, porque esa duración se queda corta para una especialidad tan amplia e importante como la Radiología. A este respecto debo añadir que otra de las demandas que también se ha hecho a Sanidad es el hecho de aumentar un año, al menos, a esta formación. 

Por otro lado, también es interesante potenciar la formación posgrado, fomentando las becas de formación y los rotatorios externos en otros países. En definitiva, la formación posespecialidad porque la Radiología, como el resto de las especialidades, forma en lo general, pero después la vida es mucho más complicada y la demanda de Radiología, por ejemplo, requiere de una subespecialización que no se puede alcanzar durante el periodo de formación. 


"Estamos reconocidos en el ámbito diario y hospitalario, pero es muy mejorable el reconocimiento y la importancia que se nos debe dar a nivel extrahospitalario"



En su opinión, ¿está reconocido el papel de los radiólogos en el abordaje multidisciplinar de diferentes patologías?

En el ámbito diario y hospitalario sí, es decir, no existe ningún comité multidisciplinar que se celebre sin la presencia de un radiólogo, estamos completamente integrados y somos el centro de la toma de decisiones. Quizás el paradigma sería la Radiología de mama, donde los radiólogos y las radiólogas son los que dirigen el proceso asistencial. En este sentido estamos reconocidos en el ámbito diario y hospitalario, pero es muy mejorable el reconocimiento y la importancia que se nos debe dar a nivel extrahospitalario.

Con todo esto, voy a poner un ejemplo y es que, actualmente, se realizan cursos, webinars, jornadas o eventos formativos y científicos de otras especialidades que se convocan sin la presencia de un radiólogo como miembro del equipo científico. El hecho de tener a un radiólogo que dé su punto de vista en estos eventos es necesario. Una necesidad que la SERAM ha trasnmitido a otras especialidades ya que sería lo razonable y, además, reflejaría cómo es la práctica clínica diaria al incorporar un radiólogo en su programa formativo.  

Por ello, esta situación aún es mejorable y la base debe ser la visibilidad del radiólogo para que los pacientes también sepan quiénes son los garantes de su proceso diagnóstico desde el punto de vista de la imagen médica. En definitiva, todo pasa por aumentar la visibilidad. 

La inteligencia artificial supone un gran avance para la Radiología, no solo para el radiólogo, sino también para los diagnósticos y tratamientos de los pacientes ¿Cómo cree que afectará la inteligencia artificial en el futuro de la especialidad?

Lo que es bueno para los radiólogos, por supuesto, es bueno para los pacientes que son el centro de nuestra actividad, tanto asistencial como científica. La inteligencia artificial es un desarrollo tecnológico que ha venido para quedarse. Desde la SERAM, lejos de verlo como una amenaza, lo vemos como una herramienta de ayuda, de apoyo al diagnóstico. En la actualidad hay muchísimos procesos o técnicas de inteligencia artificial que están validándose, algunas están ya completamente validadas, como por ejemplo inteligencia artificial para la detección de patologías. Pero siempre, por lo menos a día de hoy y a corto-medio plazo, todos los resultados que nos ofrezca la inteligencia artificial deben ser validados por los radiólogos. 

Aún así, no debemos excusarnos en que la inteligencia artificial puede paliar la falta de radiólogos, pero no deja de ser una herramienta diagnóstica que nos ayuda en nuestra práctica diaria. Otra cosa es, como digo, que la falta o la escasez de profesionales debamos demandarla al Ministerio con el aumento de plazas por otras vías.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.