La SERAM, SEOM y Semnim han presentado una revisión sobre la respuesta al tratamiento neoadyuvante

Las 3 ventajas de las técnicas de imagen para tratar el cáncer de mama
Myriam Montes, radióloga de mama en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid y en Mamografía Nuestra Señora Virgen del Rosario.


25 ene 2022. 10.50H
SE LEE EN 4 minutos
El tratamiento de quimioterapia neoadyuvante se pauta cada vez más frecuentemente en pacientes diagnosticadas de cáncer de mama. Numerosos ensayos clínicos han demostrado que la quimioterapia pre y postquirúrgica son, en general, equivalentes en términos de riesgo recaída, reducción de la carga tumoral y supervivencia global. Una vez instaurado el tratamiento, es fundamental contar con métodos de imagen que puedan valorar la respuesta del tumor al mismo.

Recientemente se ha publicado un documento de consenso que resume la utilidad de las técnicas de imagen mamaria en la valoración de la respuesta a la quimioterapia neoadyuvante llevado a cabo por la Sociedad Española Sociedad de Oncología Médica (SEOM), la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM), y la Sociedad Española de Radiología Nuclear Medicina e Imagen Molecular (Semnin). Myriam Montes, radióloga de mama en el Hospital Clínico San Carlos y en Mamografía Nuestra Señora del Rosario, de Madrid, comenta las principales ventajas de la utilización de las técnicas de imagen en el contexto de la quimioterapia neoadyuvante en el cáncer de mama.

Primero, "las técnicas de imagen permiten valorar la respuesta del tumor al tratamiento ‘in vivo’, de manera que, si se observa una respuesta positiva y sobre todo si la respuesta es completa, se podrá afirmar que la enfermedad tendrá mejor pronóstico". En segundo lugar, "en el caso de no observar respuesta al tratamiento en las pruebas de imagen, esta información será muy valiosa para el oncólogo, ya que le proporcionará datos objetivos para decidir un cambio de tratamiento o para pasar directamente a la cirugía".

Y, por último, "la disminución del tumor observada gracias a la imagen durante el tratamiento neoadyuvante, puede suponer que mujeres que al inicio fueran candidatas a mastectomía, finalmente puedan conservar su mama si en la valoración tras el tratamiento se objetiva una respuesta favorable ".

"Antes de que las técnicas de imagen fueran capaces de evaluar la respuesta al tratamiento, el oncólogo podía tener una somera idea de cómo respondía el tumor a la palpación. Actualmente, puede basarse en datos objetivos y precisos, en concreto gracias a la información que aporta la resonancia magnética (RM) ", así lo explica la radióloga. Asimismo, Montes recalca que "en resumen, las técnicas de imagen en neoadyuvancia ayudan a definir el pronóstico a largo plazo, a conservar la mama de una mujer y evitar tratamientos tóxicos en caso de que no funcionen”.

El papel fundamental del radiólogo en la Oncología


Montes subraya el rol fundamental del radiólogo en la Oncología y la necesidad de colaborar estrechamente con los clínicos. En este sentido, asegura que "los avances en las técnicas de imagen deben ir a la par con avances en los tratamientos frente al cáncer de mama y el conocimiento de la biología tumoral. Esto es un reto para los radiólogos y es fundamental, además, que se potencie la inversión en tecnología".

A este respecto, Montes recuerda que "hemos pasado en pocos años de tener un papel únicamente al diagnóstico y valorar morfología y tamaño, a medir las características del tumor como cambios moleculares, vascularización y evaluar los cambios durante el tratamiento de manera muy precisa mediante técnicas de imagen funcionales".


"Todos los profesionales que nos dedicamos a la Oncología debemos trabajar en equipo por una medicina de precisión"



Finalmente, Montes comenta "todos los profesionales que nos dedicamos a la Oncología debemos trabajar en equipo por una medicina de precisión y más personalizada, y así poder ofrecer diagnósticos y tratamientos mucho más individualizados”.

El trabajo multidisciplinar tiene un objetivo: la medicina de precisión


Para llevar a cabo la revisión multidiscipliar de la imagen, Montes asevera que "se puso sobre la mesa la forma de trabajar de cada uno de los especialistas en las unidades de mama, es decir, oncólogos, ginecólogos, radiólogos y médicos nucleares". Montes destaca también que "en el cáncer de mama cada vez es más común trabajar multidisciplinarmente todos los especialistas con un mismo objetivo hacia una medicina de precisión y personalización".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.