El radiólogo dejó su interinidad en el Hospital de Valdecilla para continuar su carrera en Oriente Medio

Arnáiz, especialista en Qatar: "El futuro de la Radiología está en Asia"
Javier Arnáiz, radiólogo especialista en Radiología Musculoesquelética y adjunto del Servicio de Radiología del Hospital Aspetar de Qatar.


07 abr 2022. 09.00H
SE LEE EN 5 minutos
Javier Arnáiz es un radiólogo especialista en Radiología Musculoesquelética y, actualmente, es adjunto del Servicio de Radiología del Hospital Aspetar de Qatar. Arnáiz realizó su residencia en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y, tras finalizarla, tuvo "la suerte de empezar a trabajar directamente en la sección de resonancia magnética". Así lo señala el radiólogo a Redacción Médica, a quien, tras varios años de trabajo en el mismo centro, le surgió "una gran oportunidad y esa estaba en Qatar".

Arnáiz explica que se lanzó a la aventura "sin tener una plaza en propiedad en España, sino una interinidad". Experiencia que, según el radiólogo, "ha salido bien pero, si hubiera salido mal, no habría podido realizar la inscripción en las bolsas de trabajo durante dos años". Para Arnáiz "es realmente complicado volver a reincorporarse en el sistema sanitario español porque lo que prima más son los años trabajados en el propio servicio de salud". Así, el radiólogo asegura que "la legislación sanitaria en España va en contra de buscar la excelencia" y, en caso de que desee retornar a España, lo haría reincorporándose "al sector privado".

A Arnáiz le surgió la oportunidad de marcharse a Qatar tras una llamada del radiólogo Nabil Yoma a quien conoció en París durante "una beca de la Escuela Europea de Radiología (ESOR, por sus siglas en inglés)". "Nunca antes me había replanteado marchar a Oriente Medio, o a cualquier otro lugar", admite el radiólogo. Asimismo, Arnáiz subraya que la oferta era irrechazable por dos motivos: primero, económicamente y, segundo, "por tener la oportunidad de ver cómo funcionan otros Servicios de Radiología a nivel internacional y aprender de ellos". Al final, el radiólogo expone que "tenía una inquietud personal de explorar, conocer mundo y vivir nuevas experiencias".

Arnáiz ha ejercido como jefe de Servicio del Hospital Aspetar de Qatar durante dos años y medio y, según el radiólogo, "una de las cosas más difíciles y desafiantes ha sido trabajar con múltiples nacionalidades". Este Servicio ha contado con "nacionalidades de Nueva Zelanda, India, Filipinas, Marruecos, Palestina, Brasil y España, entre otras". Para Arnáiz trabajar en un Servicio que "tiene presente a todas estas ciudadanías juntas es bonito pero muy difícil ya que tienen distintas religiones, valores, vidas y culturas".


"Independientemente de la procedencia, todos trabajamos por un objetivo común: proporcionar un buen servicio y gran nivel de cuidados de salud"



Arnáiz detalla que "todos y cada uno de los trabajadores, independientemente de su procedencia, trabajan en un mismo centro por un objetivo común: proporcionar un buen servicio y gran nivel de cuidados de salud". Esto para el radiólogo "es muy enriquecedor pero a la vez muy complicado ya que hay que aprender muchísimo". 

Diferencias entre un hospital español y uno qatarí


A pesar de que los dos hospitales en los que ha trabajado Arnáiz son "poco comparables", el radiólogo también ha admitido que en Qatar siempre se ha sentido "muy reconocido por los pacientes". Una situación que, según lamenta Arnáiz, no ha experimentado en España "ya que el sistema, con sus listas de espera, ha 'maltratado' al paciente y ha hecho que cambie su actitud" hacia los profesionales sanitarios.

En cuanto a la calidad del trabajo, Arnáiz señala que en Qatar "es mejor ya que, a pesar de que se trabaja más que en el sector público, están mejor organizados". Sin embargo, Arnáiz expone que, durante sus carrera en España, "los profesionales estaban  atentos a otras muchas cosas, como trabajar en resonancia magnética y al mismo tiempo supervisar a los técnicos, por ejemplo". En definitiva, para el radiólogo las ventajas de trabajar en un hospital como el de Aspetar es que "el paciente es más paciente y cuenta con una mejor organización".

La medicina de "alto nivel" de Asia y la inteligencia artificial


Arnáiz comprende que "el futuro de la Radiología está en Asia porque los países que la comprenden tienen más dinero y pueden hacer una medicina de alto nivel". En la zona donde el radiólogo desarolla su trayectoria profesional en Qatar "la medicina es de muy alto nivel y, al ser un hospital especializado en medicina deportiva, es un poco excepcional". Sin embargo, Arnáiz asegura que "hay que estar atentos a países como China, Corea, Japón, Singapur o Tailandia. Países que pueden ofrecer oportunidades profesionales muy interesantes en cuanto a investigación y formación".

En cuanto al futuro de la Radiología, Arnáiz considera que "a día de hoy, los radiólogos son capaces de ser muy precisos y el porvenir de esta especialidad va a estar muy centrado en la inteligencia artificial". En cuanto a esta última, "ya se habla de que los ordenadores van a ser capaces de hacer la función del radiólogo, algo que da un poco de miedo pero que, sin lugar a dudas, traerá cosas muy buenas, nos ayudará a ser mejores y aumentar la calidad de nuestros informes de las técnicas de imagen".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.